Aleja los mosquitos con estos repelentes caseros muy fáciles de preparar

Te dejamos algunas opciones de repelentes caseros que te ayudarán a sobrevivir de un “ataque sangriento”

Los mosquitos con sus molestos zumbidos y sus irritantes picaduras interrumpen cruelmente el sueño y el día a día, por lo que es importante mantener repelentes cerca. 

Existen productos comerciales que se encargan de ahuyentarlos y hay diferentes versiones como aerosol, crema, líquido, entre muchas otras. 

No obstante, sin importar lo efectivos que sean para alejar a los insectos responsables de la mayor cantidad de muertes de humanos al año, es innegable el daño que sus componentes químicos le hacen no solo al planeta, sino también a nuestro cuerpo. 

Por ello, hay alternativas naturales que son igual de efectivas y más amigables con el ambiente y los seres vivos.

Lee también: 10 lugares románticos para visitar en la CDMX

Naranja y clavo

El sentido más desarrollado de los mosquitos es el olfato y detestan los aromas cítricos, por ello, será muy útil mezclar jugo de naranja con clavo de olor para evitar que se acerquen a ti durante la noche.

Pero si la versión líquida no es viable, basta con incrustar unos clavos de olor en una mitad de naranja y colocarlos en tu mesa de noche.

Crema de clavo

Si eres como los mosquitos y no te gusta para nada el olor a cítricos, una opción que involucre sólo clavos te servirá. 

Para hacer esta infusión hay que mezclar un litro de agua y 30 clavos de olor, dejarla reposar, colarla y mezclarla con shampoo de niños hasta que se forme una pasta homogénea

El resultado se aplica sobre la piel y ¡listo! Es mejor usar este método al salir de casa o cuando se hacen actividades al aire libre.

Aceite esencial de limón

Este cítrico es la peor pesadilla de los mosquitos. Una forma de aprovecharlo es agregar 40 gotas de aceite esencial de limón en 200 ml de agua y mezclarlo muy bien en un pulverizador para rociar la mezcla en cualquier lugar. 

Un beneficio extra es que al usarlo en casa, ésta tendrá un olor fresco todo el día. En caso de no ser fanático del olor a limón, se puede sustituir el aceite de limón por uno de eucalipto y seguir el mismo procedimiento.

Infusión de albahaca

Esta planta también hace temblar a los mosquitos si se encuentra en una terraza o si se aplica una infusión que destaque su olor. 

Para prepararla basta con hervir 500 ml de agua y agregar dos cucharadas de albahaca seca. Esto debe reposar cuatro horas para que se mezcle bien y enseguida es importante vaciarla en un colador y luego en un atomizador. 

Al rociarlo en cualquier parte de la casa, le dirás adiós a los mosquitos. Una alternativa a la albahaca es la manzanilla, pero ésta la debe reposar por seis horas.

Incienso de café

Seguramente este método será el favorito de muchos, pues además de mantener el olor de esta deliciosa bebida por más tiempo, las sobras se reutiliza para lograr el objetivo de repeler mosquitos. 

La preparación es muy sencilla: sólo hay que recolectar las sobras de café y colocarlas en un plato extendido largo para darle tiempo a que sequen completamente —ponerlo bajo los rayos del sol acelera el proceso—.

Una vez sin humedad, habrá que quemarlos con una cerilla y enseguida poner las «cenizas» en donde haya mosquitos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí