¿Ansiedad? Tratamientos naturales para combatirla

Es una emoción que todo el mundo ha experimentado en algún momento y que ayuda al organismo a prepararse para hacer alguna cosa importante

56

La ansiedad es una reacción normal y saludable que se activa ante una amenaza o un peligro. La ansiedad se convierte en trastorno de ansiedad cuando esta reacción se activa en situaciones habitualmente no amenazantes / peligrosas o de manera persistente, hasta el punto que interfiere de manera importante en la vida diaria. 

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¿Por qué el cerebro de los gatos domésticos es cada vez…

Sentir ansiedad en algunos momentos de la vida es algo completamente normal, pero el ritmo frenético que hoy en día domina está convirtiendo esta ansiedad en un trastorno que dificulta la vida de muchas personas.

Advertisement

Conocer algunos tratamientos naturales para combatir la ansiedad en este artículo, pero antes debes identificar qué síntomas son los más comunes.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se estima que uno de cada cinco sufren trastornos de ansiedad y depresión y lamentablemente la cifra va en aumento entre niños y adolescentes, siete de cada diez empiezan a experimentar estos trastornos.

Las personas que sufren episodios de ansiedad comienzan a experimentar situaciones de miedo o terror frente a diferentes estímulos que a menudo terminan en ataques de pánico interfiriendo en sus actividades diarias.

Normalmente las personas con ansiedad perciben como peligrosas situaciones que son completamente normales. Activándose por tanto el sistema nervioso autónomo simpático y poniendo a nuestro cuerpo en alerta mediante la segregación de neurotransmisores activadores como la adrenalina.

Cabe destacar que no toda situación que nos provoque nervios significa que tengamos ansiedad. La ansiedad sigue un patrón repetido en el tiempo, es intensa y de carácter irracional. Las personas con ansiedad tienen altos niveles de cortisol, la famosa hormona del estrés.

Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Agitación o nerviosismo.
  • Sensación de pánico.
  • Respiración acelerada y aumento del ritmo cardíaco.
  • Sudores y temblores.
  • Cansancio, problemas para dormir y problemas para concentrarse.
  • Sensación nuda en el estómago.

Combatir la ansiedad de forma natural

Es por eso que, más allá de la ayuda profesional que es importante o imprescindible en muchos casos, es bueno conocer formas naturales para luchar contra la ansiedad.

1.   Pastillas naturales para la ansiedad

La naturaleza nos brinda algunos ansiolíticos que nos pueden ayudar con este trastorno como pueden ser la manzanilla, melisa, tila o valeriana entre otros.

Estos ansiolíticos naturales contienen muchos tratamientos que podemos encontrar en webs como Asfarma Online.

Este tipo de tratamientos naturales aportan numerosos beneficios a nuestro organismo y no generan efectos secundarios o síndrome de abstinencia.

2.   Dormir bien

Dormir bien es la forma que tiene nuestro cuerpo de regenerarse y por eso es tan importante un buen descanso para que nuestro cerebro, así como nuestros órganos se relajen.

Es primordial tener buenos hábitos a la hora de dormir como respetar una rutina y horarios, evitar las cenas copiosas, nada de pantallas una o dos horas antes de ir a la cama

3.   Actividad física

La actividad física es una de las principales vías para reducir los niveles de estrés y ansiedad.

El ejercicio favorece la producción de noradrenalina y endorfina. Estas sustancias producen bienestar y alegría. Así como la dopamina y la serotonina que contribuyen con esas sensaciones placenteras.

4.   La naturaleza

Los paseos por bosques, playas u otros entornos naturales ayudan a dejar atrás esos pensamientos que vuelven una y otra vez a nuestra cabeza provocándonos esa ansiedad.

5.   Lucha contra la procrastinación

El hábito de posponer tareas es una de los motivos que más ansiedad nos provoca ya que aunque, en el corto plazo obtenemos sensación de placer, esa tarea se queda pendiente en nuestro cerebro y no dejaremos de pensar en ello.

6.   Beber infusiones

Como hemos mencionado anteriormente, la tierra nos brinda algunos ansiolíticos naturales como la melisa, tila o valeriana que podemos tomar también de esta manera.

Además, el simple hecho de tomar una pausa con una infusión caliente es algo que nos ayudará a combatir la ansiedad.

7.   Meditar y respirar

Existen numerosos trabajos científicos que demuestran que estas dos simples prácticas y otras técnicas de relajación, nos aportan muchos beneficios.

8.   Escribir

Escribir es una práctica muy sencilla que aporta beneficios terapéuticos. La psicología durante años ha estudiado la manera en que llevar un diario personal o simplemente redactar algunas situaciones traumáticas mejora la salud emocional de la persona.

Con este ejercicio el sujeto siente como «se quita un peso de encima», por lo que se relaja y se reduce la sensación de estrés y ansiedad.

9.   Plantas de interior

Es sabido por todos que las plantas de interior mejoran la calidad del aire de un hogar, pero, además, el hecho de tener algo que cuidar representa muchos beneficios para las personas.