Este miércoles 2 de diciembre del 2020 varias asociaciones de consumidores europeas, presentaron demandas colectivas ante la organización Euroconsumers, a fin de que la empresa tecnológica Apple les otorgue una compensación de 60 euros por cada teléfono afectado.

Las organizaciones defienden que la firma de Cupertino llevó a cabo prácticas comerciales injustas y engañosas al ralentizar deliberadamente el funcionamiento de sus iPhone 6, 6 Plus, 6S y 6S Plus.

Evita fraudes bancarios: qué es el “spoofing” y cómo enfrentarlo

Por su parte, Apple ya admitió hace tiempo que estaba ralentizando el funcionamiento de modelos de iPhone antiguos como el 6 y el 7 mediante las actualizaciones del sistema operativo iOS, con el fin de compensar la capacidad más limitada de las baterías.

Las primeras demandas en España las presentó la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que pide una compensación de entre 99 y 189 euros por teléfono, y en Bélgica por el grupo TestAchats.

Cabe resaltar que por este motivo, Apple ya se ha enfrentado a demandas en Estados Unidos, dónde tanto consumidores como algunas autoridades consideraron que lo que la firma estaba haciendo al ralentizar los modelos antiguos era empeorar su funcionamiento e incentivar la compra de nuevos teléfonos y baterías.

Las demandas presentadas en Europa por Euroconsumers llegan después de que la organización enviase sin éxito en julio pasado un requerimiento a Apple para poner fin a la obsolescencia programada de estos i-Phones.

“Esto no solo causa frustración y daños financieros, sino que desde un punto de vista medioambiental es totalmente irresponsable”, comentó el Director de Política de Euroconsumers, Els Bruggeman.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí