Este miércoles 2 de diciembre del 2020 varias asociaciones de consumidores europeas, presentaron demandas colectivas ante la organización Euroconsumers, a fin de que la empresa tecnológica Apple les otorgue una compensación de 60 euros por cada teléfono afectado.

Las organizaciones defienden que la firma de Cupertino llevó a cabo prácticas comerciales injustas y engañosas al ralentizar deliberadamente el funcionamiento de sus iPhone 6, 6 Plus, 6S y 6S Plus.

Evita fraudes bancarios: qué es el “spoofing” y cómo enfrentarlo

Advertisement

Por su parte, Apple ya admitió hace tiempo que estaba ralentizando el funcionamiento de modelos de iPhone antiguos como el 6 y el 7 mediante las actualizaciones del sistema operativo iOS, con el fin de compensar la capacidad más limitada de las baterías.

Las primeras demandas en España las presentó la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que pide una compensación de entre 99 y 189 euros por teléfono, y en Bélgica por el grupo TestAchats.

Cabe resaltar que por este motivo, Apple ya se ha enfrentado a demandas en Estados Unidos, dónde tanto consumidores como algunas autoridades consideraron que lo que la firma estaba haciendo al ralentizar los modelos antiguos era empeorar su funcionamiento e incentivar la compra de nuevos teléfonos y baterías.

Las demandas presentadas en Europa por Euroconsumers llegan después de que la organización enviase sin éxito en julio pasado un requerimiento a Apple para poner fin a la obsolescencia programada de estos i-Phones.

“Esto no solo causa frustración y daños financieros, sino que desde un punto de vista medioambiental es totalmente irresponsable”, comentó el Director de Política de Euroconsumers, Els Bruggeman.