Asesinatos en tiempos de AMLO: los 10 estados más violentos

En los casi tres años del gobierno actual se presentaron más de 82 mil homicidios

141

En los casi tres años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, los mexicanos no han visto disminuciones significativas en el número de asesinatos, pues tan solo en 10 entidades se concentran 54 mil 500 casos de los 82 mil 281 en todo el país.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Seis estados concentran 50% de los homicidios en México

De acuerdo con datos de la administración federal, los estados más violentos desde diciembre de 2018 son Guanajuato, Baja California, Estado de México, Chihuahua, Michoacán, Jalisco, Guerrero, Sonora, Veracruz y la Ciudad de México.

La ola de homicidios dolosos que azota a la nación no distingue de colores partidistas, pues lo mismo se incluyen áreas gobernadas por Morena, el partido del presidente, el PAN, PRI y PRD, así como Movimiento Ciudadano, opositores a López Obrador.

Según el informe, se analizan casos del 1 de diciembre de 2018 a septiembre de este 2021.

Guanajuato, gobernado desde 1990 por el Partido Acción Nacional (PAN) tras la era del PRI, tuvo el aumento más drástico en asesinatos desde 2015.

Una de las principales causas fue la aparición del Cártel Santa Rosa de Lima, grupo criminal que prosperó a través del robo de combustibles y al cual le ha sido arrebatado el territorio por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Los reportes señalan que el estado contabiliza 8 mil 525 homicidios dolosos en el mandato de AMLO, es decir, el 10.3% de todos los registros a nivel nacional. Está por encima del promedio de los 32 estados hasta en 5 mil 954 víctimas.

Baja California, que se encuentra en segundo lugar de la lista, también fue gobernada por panistas en las tres últimas décadas; esos periodos ya arrastraban problemas de violencia, porque el estado colinda con Estados Unidos, principal mercado de narcotraficantes y donde también se asentó el Cártel de Tijuana.

Pero la llegada en 2018 del gobierno morenista de Jaime Bonilla no pudo disminuir la violencia en sus tres años de mandato, pese a la coordinación con el gobierno federal del mismo partido. Ahí se acumulan 7,548 homicidios dolosos.

Con Marina del Pilar de la misma facción, queda por ver si hay diferencias o la tendencia continúa al alza. Pues si bien los Arellano Félix ya no dominan en el estado, la narcoguerra sigue de la mano del CJNG y el Cártel de Sinaloa.

En Chihuahua han alternado gobiernos panistas y priistas. Actualmente está Maru Campos del blanquiazul, partido que tampoco logró revertir el contexto de criminalidad con Javier Corral, tras la administración de César Duarte. Este último se encuentra en Miami sujeto proceso de extradición por desvíos millonarios y su gestión estuvo vinculada a los Zetas.

La disputa entre el Cártel de Juárez contra el Cártel de Sinaloa, que data al menos de 2004, ha sido un factor relevante en las ejecuciones, desapariciones y balaceras por la ruta de trasiego hacia el Paso, Texas. Con L{opez Obrador, la entidad suma 6,174 asesinatos.

Michoacán, donde comenzó la guerra contra el narco en 2006, ha sufrido los embates del Cártel del Milenio, Cártel de Sinaloa, Zetas, Familia Michoacana y Caballeros Templarios, hasta grupos de autodefensas que incorporaron a criminales del CJNG. Tras un rompimiento con el llamado cártel de las cuatro letras, facciones que se hacen pasar por guardias comunitarios no quieren perder la plaza en el oriente del estado.

Los michoacanos fueron gobernados por perredistas durante 20 años y con el arribo del morenista Alfredo Ramírez Bedolla el mes pasado, hay indicios muy complejos para controlar la situación. Si bien se promete un respaldo de López Obrador, ese gobierno acumula 5 mil 399 homicidios dolosos a mitad del sexenio.

Los datos fueron presentados en Colima, donde el mandatario acudió junto con su gabinete para respaldar a la nueva gobernadora morenista, Indira Vizcaíno.