Inicio Al día Avalan PRI y Morena permanencia de Fuerzas Armadas en las calles hasta...

Avalan PRI y Morena permanencia de Fuerzas Armadas en las calles hasta el 2028

En medio de un intenso debate que incluyó insultos, señalamientos y gritos, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó una reforma impulsada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que deja al Ejército en las calles de México hasta 2028; se tenía previsto que las Fuerzas Armadas abandonaran las labores de seguridad pública a partir de 2024.

El aval se dio con 335 votos a favor, 152 en contra y una abstención durante la tarde de este miércoles y en el recinto legislativo de San Lázaro. La iniciativa fue aprobada en lo general y lo particular, para ser turnada al Senado de la República, anunció Santiago Creel, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Con esta iniciativa, que modifica el artículo Quinto Transitorio del decreto en la Constitución en materia de Guardia Nacional, publicado el 26 de marzo de 2019 en el Diario Oficial de la Federación (DOF), se faculta a las Fuerzas Armadas para permanecer en tareas de seguridad pública hasta el 2028.

Las y los diputados del PRI, autores de la reforma, alegan que es necesario que el Ejército se quede con estas funciones debido a la situación de violencia por la que atraviesa el país, mientras la Guardia Nacional consolida sus capacidades y estructura.

Sin embargo, diversos activistas y organizaciones sociales se oponen a esta medida, a la que califican como una prórroga a la militarización del país. Los diputados de oposición argumentaron que esta iniciativa evita el desarrollo de las policías municipales y estatales, aparte de que la da un mayor poder a las fuerzas armadas.

La iniciativa generó tal nivel de polémica que incluso ‘fracturó’ a la alianza opositora ‘Va por México’, integrada por PAN, PRI y PRD. Marko Cortés y Jesús Zambrano decidieron poner pausa a la alianza en lo legislativo, debido a que ‘Alito’ Moreno respaldó la iniciativa propuesta por la legisladora priista Yolanda de la Torre.

EL RÍSPIDO “DEBATE” ENTRE GRUPOS PARLAMENTARIOS

Este 14 de septiembre, la Cámara de Diputados discutió el proyecto de reforma que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) presentó para extender – del 2024 al 2028 – el plazo para que las Fuerzas Armadas (FFAA) se desempeñen en tareas de seguridad pública.

Como habían anticipado, las bancadas de Partido Acción Nacional (PAN) y del de la Revolución Democrática (PRD) – aún integrantes de la alianza Va por México – refrendaron su postura en contra de la iniciativa que sacudió a la coalición y valió al tricolor de una “suspensión temporal”. En ese mismo sentido se expresó Movimiento Ciudadano (MC).

La triada de militancias abrieron la sesión con acciones de moción suspensiva para interrumpir el debate: “¿Por qué discutir algo con tanta premura?”, “No aportan elementos” ó “Los puntos no están solventados” fueron algunos de los argumentos expuestos. Sin embargo, la mayoría de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados del Trabajo (PT) y Verde Ecologista (PVEM) desecharon los recursos.

De esa manera, el presidente de la Mesa Directiva, Santiago Creel, dio paso a la discusión de las reservas y posicionamientos.

No obstante, una parte de la participación del blanquiazul brilló por los dimes y diretes que sostuvieron por varios minutos con los curules de la autodenominada Cuarta Transformación (4T).

Esto, tras la intervención del polémica petista, Gerardo Fernández Noroña, en el discurso del diputado Santiago Torreblanca tras emitir una opinión con lenguaje soez, que valió de la intervención de Creel Miranda para “retirar lo dicho” y continuar la conversación.

“Esa Constitución con la que ustedes se limpian el culo”, fue el pronunciamiento con que alegó a quienes apoyarán la iniciativa y la cual retractó y modificó por “esa constitución que ustedes han deshojado, destruido y marchitado”.

Por su parte, la legisladora Joanna Alejandra Felipe llamó al Gobierno Federal a “dejar de hacer uso político de su buena calificación” para continuar con la implementación de la estrategia de seguridad que, sentenció, “está sujeta a cambios caprichosos de temporalidad”.

“Se corrompe con la reciente aprobación de la Guardia Nacional, la Sedena y el recorte presupuestal para las policías municipales”, aseveró con un puñado de legisladores a sus espaldas quienes sostenían carteles con la frase “Sí a la policía civil”.

“Militarizar es quererse lavarse las manos. El Gobierno Federal está preparando su deslinde del fracaso”.

Posteriormente, la diputada, Kathia María Bolio, atajó las intervenciones de Acción Nacional y criticó la extensión de las FFAA aprobadas por las Comisiones de San Lázaro, afirmando que ésta no será suficiente para consolidar a la GN como Institución civil.

A ello, aprovechó la intervención para asegurar que la presencia de la Guardia Nacional no ha sido determinante para una disminución en los crímenes: “Solamente se han evidenciado en una estrategia fallida: sus abrazos y no balazos han generado más balazos”, aseveró.

“La 4T y sus aliados siguen jugando con la paz y la vida de México con tanta ocurrencia”.

“Estamos seguros que la discusión no debe centrarse en cuánto tiempo permanece el ejército en las calles, sino en la estrategia de seguridad fallida”, abrió su participación el diputado designado, Jesús Alberto Velázquez Flores.

Con esto, el perredista dedicó gran parte de su discurso para descalificar la señalada militarización del presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO). La cual, según la oposición, se ha incentivado con la integración de la Guardia Nacional (GN) a la Defensa Nacional (Sedena).

Pese a ello, la militancia dirigida por Jesús Zambrano se dijo respetuosa y admiradora de la labor de las FFAA, pues, aseguró, no son éstas las responsables “de que el Comandante Supremo no tenga la más mínima idea de qué hacer en materia de seguridad pública”.

“No estamos de acuerdo que se les siga (a las FFAA) exponiendo en tareas de seguridad pública las que por ley no deberían estar ejecutando”.

En ese sentido, el expositor retomó – y reprochó – el pronóstico del Jefe del Ejecutivo ante la reciente violencia de Orizaba, Veracruz, a la cual negó que fuera de gravedad. De esa manera, aprovechó para tundir al gobernador jarocho, Cuitláhuac García.

“Lo invitamos (a AMLO) a que se vaya a pasar un fin de semana a Veracruz sin escoltas y a ver que le parece la seguridad que tanto presume el pseudodictador consentido del presidente, el zátrapa de Cuitláhuac García”, apuntó.

Salir de la versión móvil