Coparmex exige “reglas claras” en reforma eléctrica y alerta de incertidumbre

José Medina Mora, presidente del organismo, hnabló sobre el panorama actual de la economía mexicana y los obstáculos que habrá que librar para que el país logre la recuperación

25

José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que “hay incertidumbre para la inversión, tanto nacional como extranjera”.

Además, exigió al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador que existan “reglas claras” y se resuelva con diálogo el proyecto de reforma eléctrica.

El líder empresarial señaló que la inversión es uno de los pilares fundamentales para lograr la recuperación de la economía mexicana tras el duro golpe que implicó la pandemia de coronavirus.

Advertisement

Sin embargo, la discusión de la iniciativa ‒que en esencia busca limitar la participación de empresas privadas‒ no hace más que retrasar proyectos.

“Están (los inversionistas) en espera de que se resuelva la reforma en materia eléctrica, para saber cuáles van a ser las reglas del juego, sobre todo cuando se ha dicho que se van a cancelar los contratos o a no renovar y esto genera incertidumbre”, reconoce.

Con la discusión aún en suspenso en San Lázaro, el empresario jalisciense subrayó que las empresas urgen a que haya diálogo y este tema pueda resolverse rápido para que, con las reglas sobre la mesa, los inversionistas decidan si traen o no su dinero al país.

No obstante, señaló que no se debe perder de vista el objetivo de buscar luz para todos los mexicanos a precios accesibles y competitivos, sin que haya más apagones.

Un panorama no tan alentador

Al hacer un balance del panorama actual de la economía mexicana, Mora Icaza detalló que son tres los riesgos que levantan preocupación en el sector: la inflación que no da tregua, la alza de casos de coronavirus por la variante ómicron y la caída del Producto Interno Bruto (PIB), cuyos últimos resultados revelados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dejan ver que México sumó dos trimestres a la baja, por lo que ya se habla de una recesión técnica.

Al recordar que la inflación cerró el 2021 a un nivel de 7.36%, la cifra más alta en dos décadas, la expectativa es que todavía se mantenga a la alza este año y no sea hasta el 2023 cuando baje a los objetivos del Banco de México (Banxico), que es de 4%.

El riesgo con la inflación, comenta, es que las tasas de interés corren el riesgo de subir y, en consecuencia, habría una disminución de la inversión.

En cuanto a la pandemia de covid-19, el sucesor de Gustavo de Hoyos Walther en Coparmex lamenta que México es de los países que menos pruebas realiza, lo que se traduce en un alto número de contagios y, por ende, también se detiene el proceso productivo de muchas empresas.

Ante este escenario, el egresado de la Universidad de Stanford sugirió seguir los pasos de otros países como Gran Bretaña, que vieron una disminución de casos positivos, aunque advirtió que no será hasta abril o mayo cuando haya una disminución de contagios a nivel nacional que permita una actividad presencial más frecuente.

Sobre la actividad económica, José Medina Mora apunta que si bien hubo un rebote del 5% en 2021, esto no es suficiente para alcanzar los niveles de la prepandemia, aunado a que para este 2022 las previsiones apuntan a que sólo habrá un crecimiento del 2% y no será hasta el 2023 cuando se alcance la verdadera reactivación.

“En cuanto al empleo, la pérdida de un millón 100 mil empleos formales en los 5 meses que duró el cierre de la economía en el 2020, nos tardamos 17 meses en recuperarlos, pero quedamos a deber el millón 200 mil empleos que debimos haber generado durante el 2021 y con ese déficit empezamos el 2022, entonces todavía estamos rezagados en cuanto al nivel de empleo que tenemos que ofrecer”, señaló y enfatizó el aumento de la informalidad.

Replantear

Al hacer un repaso sobre lo que dejaron los primeros tres años del gobierno de la llamada cuarta transformación, el representante de la iniciativa privada criticó que en materia de salud haya escasez de medicamentos y lentitud en la aplicación de las vacunas.

Además, destacó que los programas sociales son necesarios, no obstante, añadió que el mismo Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) ventiló que en los primeros dos años de la administración el número de pobres subió 3 millones 800 mil más al pasar de 51 millones 900 mil a 55 millones 700 mil, en tanto la pobreza extrema tuvo una alza de 2 millones 100 mil al pasar de 8 millones 700 mil a 10 millones 800 mil.

“Coincidimos en la prioridad de primero los pobres, pero diferimos en la estrategia. Los programas sociales consideramos que deben tener un objetivo diferente, en lugar de que sea distribuir el dinero, el objetivo debiera ser ayudar a estas personas y a sus familias a salir de su condición de pobreza”, destacó y subrayó que “necesitamos un nuevo modelo de desarrollo para el país”.

En el ámbito de corrupción, indicó que hay puntos de acuerdo en atacarla, pero discrepan en el intento de desaparecer la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción.

Acerca de la limitación de la deducción de impuestos por donativos a las organizaciones no gubernamentales contempladas en la Miscelánea Fiscal 2022, el magnate confía en que esta medida no frene la filantropía y los mexicanos y las empresas demuestren solidaridad.

Salario mínimo y remesas

Pese a estas diferencias, José Medina destaca que uno de los más grandes logros fue el alza al salario mínimo, una propuesta ignorada en la administración anterior, en el que se logró desindexarlo para que no aumentaran otros costos como créditos hipotecarios, servicios, multas, entre otros, lo que finalmente permitió que el salario mínimo estuviera al nivel de la línea del bienestar individual, en tanto que el objetivo para 2024 será alcanzar la línea de bienestar familiar.

La cifra de los 50 mil millones de dólares en remesas registrados en 2021, una cifra récord, se explica como consecuencia a los apoyos que el gobierno de Estados Unidos dio a empresas y ciudadanos por la pandemia, lo que benefició a los mexicanos con parientes en el extranjero.

No obstante, el líder de la Coparmex advirtió que estos apoyos ya terminaron por parte del gobierno estadounidense, por lo que la expectativa es que disminuya el envío a territorio azteca; en este sentido, hizo un llamado a apoyar a las micro y pequeñas empresas.

“Esto va también de la mano con la necesidad de inversión, vemos que los proyectos de inversión del gobierno están muy concentrados; para la reactivación económica lo que se requiere es que estén diversificados y no solo sea el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas, el aeropuerto y el corredor Transístmico”, pues aclaró que ello solo “calienta” la economía, pero no la reactiva y de hacerlo México podría crecer hasta un 4% anual.

Inseguridad, otro golpe

Además de la pandemia, la inseguridad es otro de los males que tiene que enfrentar el sector privado, pues de acuerdo con una publicación de Data Coparmex, una de cada dos empresas fueron víctimas de un delito en 2021, de los cuales el principal fue robo de mercancía, seguido de robo de vehículos y extorsión.

“Si hacemos un zoom en este último delito nos encontramos con un problema grave: solamente el 1% de los delitos de extorsión son denunciados y los que son extorsión denunciados equivalen a una extorsión por hora”, añade.

Según el análisis, los sectores más golpeados por la delincuencia son la minería, los restaurantes y los hoteles, mientras que geográficamente sufren más los negocios de Zacatecas, Estado de México y Baja California Sur.

En cuanto a esta evolución en el tiempo, la comparación de los delitos de extorsión en las últimas cuatro administraciones muestran una tendencia a la alza, pero el aumento de la administración anterior a la actual refleja que en los primeros 37 meses de la 4T hay un incremento del 27% de los delitos de extorsión, apunta.

Lee también: Aumenta casi 40 mmdp costo del Tren Maya; anomalías en obra por 1,300 mdp: ASF

Rumbo al 2024

Con miras al 2024, son varios los nombres de los empresarios que comenzaron a sonar en encuestas como presidenciables, tal es el caso del expresidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos.

“De manera directa como candidatos: bienvenidos. Ya tuvimos el caso en Coparmex de Manuel ‘Maquío’ Clouthier, hemos tenido varios empresarios que participan como diputados y como senadores”, recordó y aclaró que como ciudadanos tienen derechos, sin embargo, precisó que para que puedan tener libertad deben renunciar a la Confederación.

Al argumentar que son “un organismo altamente político, pero totalmente apartidista”, el líder de la IP detalló que el papel que jugará la Coparmex en las elecciones de 2022, 2023 y 2024 será determinante para lograr un aumento de la participación ciudadana y vigilancia al tener observadores electorales el día de la elección y los posteriores a los resultados.

Asimismo, se retomará el Manifiesto México, que son aquellos temas importantes de largo plazo como la educación de calidad, un Estado de Derecho y condiciones de confianza para acceder a la inversión, objetivos que luego se pierden de vista en las campañas y para lograr que realmente se cumplan, expone.

Sobre los ataque que AMLO lanzó contra el Instituto Nacional Electoral (INE), el representante del empresariado subraya la importancia de defender al órgano electoral, que siga siendo neutral y se garantice la democracia.

Al hablar sobre la revocación de mandato, el empresario precisa que el INE debe llevarla a cabo con los recursos que tiene, porque eso es lo que mandata la ley.

“Desde Coparmex, desde la ciudadanía, estaremos exigiendo al INE que haga esa función y desde luego defendiendo a la institución, la democracia para que la democracia pueda seguir avanzando en nuestro país”, recalcó.

Derecho a defenderse

El también hermano de Eduardo Medina Mora, exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) señala que, pese a las diferencias, el trato que hay con el gobierno federal es de “mucho diálogo y respeto”.

“Mientras haya diálogo podemos llegar a buenos acuerdos y pongo como ejemplo el acuerdo que se logró en la ley en materia de subcontratación en donde efectivamente teníamos puntos de vista muy diferentes, pero a partir del diálogo y de respeto hacia la postura logramos un buen acuerdo para las tres partes: trabajadores, empresas y para el gobierno”, recalcó.

Sobre los ataques que López Obrador hizo en las llamadas “mañaneras” en contra de los empresarios, José Medina Mora, recalca que las empresas señaladas por este gobierno tienen la posibilidad de defenderse con la verdad.

“Se ha señalado que algunas no pagaban impuestos, bueno, pues hay una autoridad que determina los impuestos que tiene que pagar una empresa, si demuestran que sí los han pagado, pues simplemente ya esto carece de efecto, si no los han pagado, pues tendrán que pagar”, dice.

Sin embargo, hace un llamado a confiar en las instituciones y no caer en una discusión de “dimes y diretes”, pues siempre está la libertad y el derecho de defenderse conforme a la ley.