Cuadrántidas, la primera lluvia de estrellas del 2022

Esta noche no olvides voltear al cielo y disfruta del gran espectáculo luminoso

61

El año 2022 tiene ya su primer espectáculo astronómico y corre a cargo de las Cuadrántidas, una de las lluvias de estrellas más intensas del año, junto a las Perseidas de agosto también conocidas como lágrimas de San Lorenzo y las Gemínidas de diciembre.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Depresión invernal, factor de riesgo para desarrollar adicciones

El Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) de México indicó que las Cuadrántidas alcanzarán su pico de máxima actividad en la noche de este lunes 3 de enero, y en las primeras horas del martes 4. Dejarán aproximadamente unos 120 meteoros por hora, una tasa que está muy por encima de la media.

Advertisement

Para el año 2003 aun se ignoraba el origen de este evento astronómico. Pero entonces, en diciembre de ese año, Peter Jenniskens, del Centro de Investigación AMES de la NASA, encontró evidencias de que la lluvia de meteoros desprendía del asteroide 2003 EH1. Se cree que en el pasado este cuerpo celeste fue el cometa C/1490 Y1, que fue descubierto por astrónomos chinos, japoneses y coreanos hace unos 500 años y del que hoy solo quedarían los residuos que conforman el asteroide.

A medida que 2003 EH1 se desplaza por el espacio, va dejando tras de sí restos de polvo y escombros. Cuando la Tierra atraviesa la región del cosmos en la que se encuentran suspendidos los fragmentos, estos impactan contra nuestra atmósfera y se convierten en estrellas fugaces, a las que conocemos como Cuadrántidas.

“Al igual que los planetas, los cometas y asteroides giran alrededor del Sol. Y en su camino van dejando restos de su núcleo. Cuando la Tierra cruza la órbita de uno de estos objetos, sus restos interactúan con nuestra atmósfera produciendo el fenómeno conocido como lluvia de meteoros”, explicó el INAOE.

Las Cuadrántidas radian de la constelación del Boyero o Bootes, pero reciben el nombre de la desaparecida constelación de Quadrans Muralis, que ocupaba parte del actual Boyero. Te dejamos a continuación las claves para que no te pierdas la función de estas fugaces, que supone además el evento astronómico más destacado del mes de enero.

este lunes 3 de enero

Paso 1: fecha y hora

A través de un comunicado, el INAOE informó que las Cuadrántidas podrán avistarse hasta el próximo 12 de enero. Sin embargo, su pico máximo de actividad ocurrirá en la noche de este lunes 3 de enero y en la madrugada del día 4, con una tasa aproximada de 120 meteoros por hora.

“El mejor momento para contemplarlas será desde el amanecer del día 3 y después de que la radiante suba en las primeras horas del 4 de enero, hacia la parte noreste de la esfera celeste”, indicó el instituto.

Paso 2: el lugar

Las condiciones para avistar las Cuadrántidas serán muy favorables, ya que coincidirán con la Luna en fase nueva. Esto significa que el brillo del satélite no entorpecerá la observación y será más fácil captar el paso de las fugaces por el cielo nocturno.

Como recomendación, los astrónomos recuerdan la importancia de buscar cielos oscuros alejados de la contaminación lumínica de las grandes ciudades. Por las condiciones meteorológicas, también se aconseja seguir el evento bien abrigado, con varias capas de ropa, cobijas y bebidas calientes. Además, es necesario adaptar los ojos a la oscuridad, un proceso que puede demorarse una media hora.

Paso 3: hacia dónde mirar

La radiante de las Cuadrántidas es la constelación del Boyero, hacia el noreste de la bóveda celeste. En astronomía se conoce como radiante el punto del cielo del que parecen caer las fugaces. Si no sabes ubicar esa agrupación de estrellas, recuerda que puedes utilizar apps como SkySafari, para Android, o SkyView, para IOS.

Los eventos astronómicos de enero

  • 3 de enero: máximo de la lluvia de estrellas Cuadrántidas. Dejarán 120 meteoros por hora.
  • 4 de enero: conjunción de la Luna y Mercurio.
  • 4 de enero: conjunción de la Luna y Saturno.
  • 6 de enero: conjunción de la Luna y Júpiter.
  • 8 de enero: el cúmulo abierto M41 estará bien ubicado para la observación la mayor parte de la noche.
  • 9 de enero: Luna en Cuarto Creciente.
  • 11 de enero: el cúmulo abierto M44 estará bien ubicado para la observación, en dirección de la constelación de Cáncer.
  • 13 de enero: el asteroide 7 Iris será observable la mayor parte de la noche.
  • 17 de enero: Luna Llena.
  • 25 de enero: el cúmulo abierto CMa estará bien ubicado para la observación, en dirección a la constelación del Can Mayor.
  • 29 de enero: conjunción de la Luna y Marte.
  • 31 de enero: el cúmulo abierto M47 (NGC 2422) estará bien ubicado para la observación la mayor parte de la noche.
  • 31 de enero: conjunción de la Luna y Mercurio.