Cubrebocas: ayuda contra covid, lastre para medio ambiente

Grupos ambientalistas alertan del problema de contaminación mundial a causa de los desechos

52

Los cubrebocas desechables, los guantes y otros tipos de equipos de protección personal, nos ayudan a protegernos de posibles contagios por covid-19. Sin embargo están creando un problema de contaminación mundial.

Dichos desechos ensucian la calles y la mayoría van a los vertederos, a los sistemas de alcantarillado y océanos. 

Así lo denunciaron grupos ambientalistas, quienes al norte de California, rastrean el problema a lo largo de la costa para tratar de hacer algo al respecto.

La Pacific Beach Coalition notó un reciente alarmante aumento en los desechos de las playas de la ciudad de Pacífica, al sur de San Francisco, donde realizan limpiezas mensuales desde hace 25 años.

Hasta el 2020, las basura registrada consistía principalmente en colillas de cigarrillos y envoltorios de comida.

“¿Qué vamos a hacer? Tenemos mascarillas. Tenemos guantes. Tenemos todas esas toallas para manos. Están por todas partes. Están en mi barrio, en mis calles. ¿Qué podemos hacer?” cuestionó Lynn Adams, presidenta de la coalición.

Lee también: Origen del coronavirus: las teorías sobre la mesa

Over 1.5 billion Covid-19 face masks estimated to enter oceans in 2020 –  Marine Madness
Grupo de defensa OceanAsia

Es por ello que llaman la atención sobre el problema y alertan que lo registrado probablemente es solo una fracción del equipo de protección personal que golpea las playas y océanos. 

También es importante señalar que ciertos mamíferos de gran tamaño pueden ingerir el plástico de los desechos, lo cual interrumpe las cadenas alimentarias del océano.

Un informe del año pasado realizado por el grupo de defensa OceanAsia señaló que que casi mil 600 millones de cubrebocas inundarían los océanos en 2020.

De igual forma el informe advierte que los cubrebocas tardarán hasta 450 años en desintegrarse.