InicioAl díaDespiden a Benedicto XVI en la Basílica de San Pedro

Despiden a Benedicto XVI en la Basílica de San Pedro

Decenas de miles de fieles desfilaron desde este lunes ante el cuerpo de Benedicto XVI, en la capilla ardiente instalada en la basílica de San Pedro, para despedir al pontífice emérito, fallecido el sábado a los 95 años.

La larga fila llegó hasta la inmensa Plaza de San Pedro y rodeó las célebres columnas de la explanada, vigiladas por un importante dispositivo de seguridad y también por cientos de periodistas de todo el mundo llegados para cubrir el entierro del papa.

Publicidad

Tras el cierre de las puertas de San Pedro, El Vaticano informó que acudieron a despedirse del pontífice emérito unas 65 mil personas. “Fue un gran papa, profundo y único”, aseguró la italiana Francesca Gabrielli, quien viajó desde Toscana para ir a la capilla ardiente.

El cuerpo de Joseph Ratzinger yace en un catafalco cubierto por una tela dorada, rodeado por dos guardias suizos vestidos de gala, frente al altar mayor de la basílica dominado por el baldaquino de bronce negro con imponentes columnas retorcidas diseñado por el maestro del barroco Gian Lorenzo Bernini.

Varios cardenales y miembros de la Curia romana velan al muerto, mientras el secretario privado por años del papa emérito, el obispo Georg Gänswein, recibe el pésame de las autoridades. “Señor, te amo”, fueron las últimas palabras pronunciadas en italiano por Benedicto XVI poco antes de fallecer el sábado en presencia de una enfermera, según informó el obispo Gänswein.

Los fieles entraban en silencio por el pasillo central del templo católico más grande del mundo, la mayoría fotografiaron con sus móviles el cuerpo del expapa, quien fue vestido de blanco con una casulla roja, el color del luto papal, con una mitra blanca adornada con un borde dorado y un rosario entrelazado en sus manos. Su rostro resulta casi irreconocible. Algunos rezaban o hacían la señal de la cruz al pasar ante sus restos. Un cirio alto, junto con muchas velas, iluminan parte del recinto, mientras el olor a incienso perfuma el ambiente.

Este martes y mañana miércoles los fieles podrán acceder para despedirse de Ratzinger, conocido por sus posiciones conservadores, quien renunció a su cargo en 2013 tras ocho años de pontificado.

El jueves, el papa Francisco presidirá las exequias solemnes en la inmensa plaza de San Pedro. El funeral de un papa emérito, es decir sin funciones, no cuenta con un protocolo específico, por lo que se seguirán algunos de los pasos para un pontífice en ejercicio. Se trata de la primera vez en la historia que un papa preside el funeral de su predecesor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

TEMAS MUY INTERESANTES