El día que cayó “El Mencho” y lo soltaron por narcobloqueos

Entre el 25 y 26 de agosto de 2012 se vivió una trepidante jornada en la zona metropolitana de Guadalajara, Jalisco, con al menos 22 bloqueos en diferentes puntos del estado

273

Aún es un misterio lo que ocurrió entre la madrugada del día 25 y la noche del 26 de agosto de 2012. En esas horas, los sitios de noticias mexicanos difundieron informes sobre una operación de Fuerzas Federales en municipios de Jalisco, bloqueos en distintos puntos del estado y enfrentamientos con grupos criminales.

Repentinamente, un rumor se convirtió en noticia: Nemesio Oseguera, “El Mencho”, líder del entonces emergente Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), era detenido en el municipio de Zapopán.

Semar detuvo al Mencho y gobernador de AN lo soltó
El Universal

La prensa quiso dar a conocer los detalles de la aprehensión, y trascendió que la Marina sorprendió a “El Mencho” en una residencia del exclusivo fraccionamiento Colinas de San Javier, ubicado en el municipio de Zapopan.

Jalisco: tras captura de capo, narcobloqueos y dos muertos | La Crónica de  Hoy
Detenido el líder del cártel de Jalisco tras un duro enfrentamiento en  Guadalajara | México | elmundo.es

Después se dijo que policías federales lo habían aprehendido en el municipio de Tonaya, en la sierra de Jalisco, al cabo de un duro enfrentamiento.

Horas más tarde, las autoridades federales y estatales ni confirmaron ni desmintieron las versiones. Pero sí reportaron bloqueos, enfrentamientos y el incendio de vehículos en distintos puntos del estado.

De manera oficial reportaron 7 bloqueos en la zona metropolitana de Guadalajara, capital de Jalisco, y 15 más en otros municipios del estado con un saldo de al menos 26 autos y camiones quemados y otros 35 que sirvieron como barricadas.

También hubo detenidos que presentaron las Fuerzas Federales, pero entre ellos no encontraba “El Mencho”, un narcotraficante que entonces ya tenía precio.

Recompensas subieron de tono

Las autoridades ofrecían 2 de millones de pesos de recompensa (170,000 dólares al tipo de cambio de la época) y después subieron a 19 millones (1.5 millones de dólares al tipo de cambio de la época).

Esa cifra, por supuesto, lo colocaba muy por debajo de Joaquín “El Chapo” Guzmán y lejos aún de los 10 millones de dólares que actualmente ofrece Estados Unidos por información que permita su captura.

Tres años después de aquel episodio, en 2015, la prensa en México publicó que “El Mencho” sí había sido detenido durante aquellas horas de enfrentamientos y bloqueos, que la Marina lo había entregado a las autoridades estatales y que estas, dos horas después, lo habían liberado.

De esta información dio cuenta la periodista Silvia Otero, quien tuvo acceso a información oficial de autoridades federales. Esto ya en el gobierno de Enrique Peña Nieto, que ha visto crecer el poder y la influencia del grupo criminal liderado por “El Mencho”, quien ahora es el más buscado narcotraficante mexicano.

Protección de autoridades

Sólo en aquel año de 2012, las autoridades federales estuvieron a punto de detener al “Mencho” en tres ocasiones. La primera en marzo, luego en agosto y después en septiembre. El narcotraficante siempre escapó.

Desde entonces, comenzó a correr una versión: autoridades del estado de Jalisco brindaban protección al CJNG y su líder. Denuncias de policías, mantas y comunicaciones vía internet de grupos de la delincuencia apuntaban hacia el entonces secretario de Seguridad Pública de Jalisco, Luis Carlos Nájera.

Existía desconfianza del gobierno federal hacia las autoridades estatales, que recurrentemente se quejaban de que las fuerzas federales no informaban de sus operaciones en el estado.

La reserva creció luego de una fuerte operación en Zapopán, en marzo de 2012. Las fuerzas federales habían ubicado un domicilio donde presuntamente se encontraba “El Mencho”.

Hombre que dice ser 'El Mencho', líder del CJNG, lanza amenazas a la  Guardia Nacional de México en un video con varias personas armadas - RT

No pudieron detenerlo, pero en su lugar detuvieron a 12 operadores, entre ellos a uno de los principales líderes del CJNG: Erick Valencia, conocido como “El 85” –quien por cierto fue liberado en enero de 2018.

Para esta operación, las autoridades federales utilizaron helicópteros artillados y cercaron un perímetro de 5 cuadras a la redonda del domicilio ubicado en la esquina de las calles Piscis y Paseo del Rocío, en la colonia Lomas Altas.

“Cierren y desaparezcan de aquí”, ordenaron militares vestidos de civiles a los comercios de la zona.

El enfrentamiento fue feroz durante casi media hora y se extendió hacia otras zonas de la ciudad donde hubo reportes de al menos 16 bloqueos, incendios de vehículos, balaceras y tres civiles muertos.

De nuevo, hubo la versión de la captura del “Mencho”, que la Procuraduría Federal de la República desmintió. Pero las autoridades confiaban en que el cerco en torno del narcotraficante era cada vez más cerrado y muy pronto ocurriría su detención.

La ruptura entre “El Mencho” y “El Chapo”

En aquellos días jugaba a favor de las autoridades la ruptura entre el CJNG y el Cártel de Sinaloa, que por diversos medios –mantas y sitios de internet– “informaba” que ya nada tenía que ver con el grupo de “El Mencho”.

Entre ambos cárteles se había roto la alianza que en su momento habían formado para combatir a “Los Zetas”. Hay que recordar que antes de ganar fama como CJNG, al grupo “El Mencho” lo llamaban “Los Matazetas” y actuaban bajo el cobijo de Cártel de Sinaloa.

Pero en 2012 su asociación terminó. Incluso hubo versiones de que, gracias }a información de Cártel de Sinaloa, las autoridades federales habían podido aprehender al “85” y su lugarteniente Otoniel Mendoza, conocido como “Tony Montana”.

El nuevo escenario del Cártel Jalisco Nueva Generación: la hija de “El  Mencho” podría ser su heredera

 En las mantas que aparecían en Guadalajara y su zona metropolitana, los mensajes que se atribuía el Cártel de Sinaloa afirmaban que ellos nada tenían que ver ya con “El Mencho” y los hermanos Rafael, Ramón y Jesús Santiago Álvarez Ayala (detenidos a finales de 2012), sus principales operadores entonces.

La gente del “El Chapo” en Jalisco acusaba al CJNG de extorsionadores, secuestradores y asesinos de gente inocente. También “denunciaban” la protección de autoridades locales para el Mencho y su grupo.

Nunca hubo información respecto de una posible investigación contra autoridades el estado, pero en el transcurso de aquel 2012 los operativos de las Fuerzas Federales se desmarcaron de las policías estatales, ante la pública inconformidad de las autoridades locales.