Escándalo no se perdona: Nieto deja UIF; preocupa arribo de Gómez

La partida de Santiago Nieto plantea nuevos retos para la Cuarta Transformación de AMLO, mientras que la llegada de Pablo Gómez genera múltiples dudas y resquemores

La Iglesia perdona todo, menos el escándalo, reza un dicho que bien aplica en estos días para la administración de Andrés Manuel López Obrador, quien a punto de partir para dar un importante discurso a la sede de las Naciones Unidas, tomó la decisión de destituir a Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera.

Fue una decisión difícil remover al jefe de la UIF, considerada el brazo fundamental en su lucha contra la corrupción y la impunidad bajo el lema de “seguir el dinero” para asfixiar financieramente a quienes delinquen, pero ocurrió dado el escándalo de dinero, ligado indirectamente a la boda del funcionario con Carla Humphrey en Guatemala, y en el que estuvo involucrada, sin querer queriendo, Paola Félix Díaz, hoy exsecretaria de Turismo de la CDMX.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Quién es Paola Félix Díaz, la exsecretaria de Turismo de CDMX y descendiente de don Porfirio

La celebración en si misma, según dicen fuentes enteradas, no hubiera generado tal conflicto, incluso con la suntuosidad y lujos que pudiesen haberse publicado, después de todo, el mismo presidente fue invitado y enterado de los por menores de la celebración, pero los eventos que la rodearon generaron el daño colateral: la salida de Nieto.

Recuerdan las fuentes que el 10 de enero de 2020, a raíz de un conflicto entre el fiscal Alejandro Gertz Manero y Nieto Castillo, el mismo López Obrador dijo: «Santiago no hace nada sin consultar con el presidente».

ANTECEDENTES Y RETOS

La partida de Santiago Nieto plantea nuevos retos para la Cuarta Transformación de AMLO, mientras que la llegada de Pablo Gómez (75 años), líder estudiantil del 68, genera múltiples dudas y resquemores, según plantean varias voces.

El perfil técnico y de abogado eran la carta de presentación del extitular de la UIF, que si bien tenía inclinaciones políticas manifiestas, ya que en algún momento aspiró a ser candidato de Morena a la gubernatura de Querétaro, en el plano profesional no planteaban algún conflicto.

Lo anterior, a pesar de que en múltiples ocasiones varias fuerzas políticas lo acusaron de ser el brazo armado de AMLO para presionar a distintos actores con la amenaza de investigaciones en curso sobre sus finanzas o encubrimiento de delitos, como en el caso de Eduardo Medina Mora, para obligarlo a abandonar su cargo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

O por ejemplo en el conflicto de la Presa La Boquilla en Chihuahua, cuando en septiembre de 2020 se informó que la UIF congeló alrededor de 50 cuentas bancarias, incluyendo las del exgobernador José Reyes Baeza, Salvador Alcántar y Eliseo Compeán, alcalde de Delicias, por estar detrás del movimiento que enfrentó el gobierno federal. Por mencionar algunos.

PABLO GÓMEZ INCOMODA

Varias fueron las reacciones en contra de la llegada de Gómez a la UIF, entre ellas la del periodista Sergio Sarmiento, quien escribió en Twitter: “Renuncia Santiago Nieto a la UIF. Era de esperarse. Pero lo reemplaza Pablo Gómez. Preocupante”.

“Santiago Nieto es un profesional decente. Pablo Gómez es un grillo faccioso, dispuesto a hacer el trabajo sucio para complacer la sed de venganza de @lopezobrador_, tal y como lo demostró en el patético juicio político contra @Rosario_Robles_. Peligroso retroceso”, escribió el político Fernando Belauzarán.

“¿De Santiago Nieto a Pablo Gómez? Ni abogado es. Pero bueno en este gobierno eso no importa. 90% lealtad y 10% capacidad. Es lo que hay”, escribió la diputada Mariana Gómez del Campo.

En Chihuahua, el coordinador de los diputados del PAN, Mario Vázquez Robles, fue todavía más claro en los señalamientos, al recordar cómo el gobierno federal ejerció presiones políticas y persecución contra adversarios como es el caso de la defensa del agua, y ahora con Pablo Gómez el riesgo será mayor.

Gómez representa un “duro de la izquierda mexicana de la más radical, no un agente del gobierno que tenga conocimiento, no es un especialista” y esto genera preocupación, dijo.

El anuncio del nombramiento por parte del secretario de Gobernación Adán Augusto López fue visto fuera de lugar, al tratarse de una unidad dependiente de la Secretaría de Hacienda, y como señal del objetivo político que conlleva.

“NO CONFÍO EN ABSOLUTAMENTE NADA”

El nuevo titular UIF, Pablo Gómez, ya se reunió con Santiago Nieto, para la transición y el relevo.

Aunque el proceso de entrega-recepción llevará días, ambos sostuvieron un encuentro en instalaciones de la UIF por la mañana de este 9 de noviembre, a unas horas de que se diera el cambio en el gabinete.

“La entrega-recepción lleva días, sobre todo cuando es una situación inesperada, las cosas se pueden hacer muy rápido cuando hay un cambio ya anunciado, pero en este caso no”, dijo el también expresidente del PRD en una de las entrevistas concedidas.

Tras ser enterado de los casos relevantes que están pendientes, así como conocer sus oficinas, el jefe de la UIF sostendrá una junta con demás empleados a su mando este 10 de noviembre.

El profesor universitario recordó que se trata de su primer cargo en la administración pública de un gobierno, pese a su paso como legislador en diversas etapas, desde 1970.

“Estoy muy interesado en esto. He trabajado mucho en los temas de corrupción y de combate a los métodos, a los instrumentos de lo que yo llamo el Estado corrupto”, dijo.

“Ya que estamos en el poder, no solamente es eso, ya, acciones directas, hay que usar el poder para ir en contra del Estado de corrupción”, agregó.

Reveló que el presidente no le dijo directamente sobre el cargo, pero mandó a un segundo que preguntara si aceptaba ir a la UIF, ante lo cual Gómez respondió de inmediato que se encargaría gustoso de la encomienda.

Negó conflicto alguno con el titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, ni personal ni público, y dijo que espera seguir con la correspondencia y el trato amable.

El exlegislador y académico fue contundente y afirmó que hasta ahora en el combate al lavado de dinero en México sólo se ha hecho un “barrido epidérmico”.

Agregó que en su vida nunca ha tenido tareas livianas, por desgracia, y que no confía absolutamente en nada, aunque tratará de hacer lo mejor que se pueda en la UIF.

Un medio internacional destacó que en su perfil también existe una clara ventaja para su designación: ya no está en edad casadera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí