Un comité especial de seguridad investiga el robo de al menos 39 equipos electrónicos con valor de más de un millón de rublos de la aeronave Ilyushin-80, mejor conocida como “el avión del fin del mundo o del juicio final”.

La aeronave se encontraba estacionada en el aeródromo de Taganrog-Yuzhny, un centro científico restringido ubicado al sur de Rusia de difícil acceso para personas no autorizadas.

Esto generó polémica pues analistas y expertos militares se preguntan por la seguridad de las instalaciones militares principalmente por las tensiones que existen con Occidente.

Obama escribe bien, pero le falla la memoria: Meryl Streep

Dmitri Peskov, portavoz de la presidencia rusa, calificó el incidente como “situación de emergencia” y exigió medidas para que algo así no se repita.

Mijaíl Jodorénok, experto en temas militares y de seguridad cree que los ladrones estaba bien organizados pero no buscaban robar secretos militares, sino aprovechar los metales preciosos que los dispositivos robados suelen tener. 

De acuerdo a fuentes proporcionadas a la agencia estatal Tass, los ladrones entraron por la escotilla de carga y de ahí se desplazaron por la aeronave. Además, los investigadores encontraron huellas dactilares y de zapatos por lo que se sabe que no fueron nada cuidadosos.

Autoridades rusas interrogaron a los empleados del aeródromo pero hasta el momento no hay detenidos ni sospechosos. 

Ilyushin-80

Ilyushin-80, el “avión del fin del mundo”

Rusia cuenta con cuatro aeronaves de este tipo que también son conocidas como puesto de mando aerotransportado avanzado pues es lo que tienen a bordo.

El Ilyushin-80, cuenta con equipos de comunicación especializados para mantener el contacto y control de todas las fuerzas armadas del país y con acceso al mando de los sistemas de misiles. 

Este avión secreto no tiene ventanas para los pasajeros en su fuselaje, pues la intención es la de preservar sus vidas en caso de una explosión nuclear; además está protegido contra impulsos electromagnéticos y puede soportar una onda expansiva atómica. 

Lee también: El crucero a “ninguna parte” que confina a 1,700 pasajeros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí