El origen de “Brozo”, su pasado “tenebroso” y el humor machista

Víctor Trujillo y su personaje se encuentran en el centro de la polémica tras impulsar posiciones feministas, cuando en otras épocas exhibía a las mujeres como objeto sexual

284

Víctor Trujillo se encuentra en el centro de la polémica desde el pasado lunes 8 de marzo, cuando el comunicador instó a través de Twitter a las mujeres para que en pleno Día Internacional de la Mujer, salieran a manifestarse.

Su declaración se dio en el marco de la candidatura a la gubernatura por el estado de Guerrero de Félix Salgado Macedonio, quien cuenta con diversas acusaciones en su contra y señalamientos de cometer presuntamente cinco violaciones o acosos sexuales contra algunas de sus colaboradoras en el pasado.

TE PUEDE INTERESAR: Nuevo escándalo en Morena: denuncian chat porno de precandidato

Tunden en redes sociales a Brozo por comentario 'feminista'. Foto: Twitter/ @gtilihuic26

Múltiples internautas criticaron las acciones del comediante a través de las redes sociales, ya que por este medio, Trujillo exhortó a las mujeres a marchar y a movilizarse en el 8M: “A todas (las mujeres), absolutamente a todas, porque no hay una que no ame (les mando un saludo). Estaré marchando virtualmente, estaré con ustedes en el corazón si me aceptan y en el alma si me la abren. Feliz ocho de marzo. ¡Marchen!” apuntó el comediante en un vídeo compartido por Kenia López Rabadán, senadora parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN).

Usuarios lo tildan de «hipócrita»

Usuarios lo tildaron de “hipócrita”, pues apuntaron que el personaje de “Brozo, el payaso tenebroso”, el cómico de la peluca verde y la indumentaria desgastada, muestra actitudes machistas y misóginas a lo largo de toda su trayectoria como comunicador dentro de la televisión mexicana. Además, también se difundieron imágenes donde el payaso comparte con modelos semidesnudas el set de grabación de El Mañanero.

Ante estas pruebas que fueron calificadas como machistas, se criticó que Víctor Trujillo, en su papel de Brozo, ahora se “considerara feminista”, puesto que siempre replicó estereotipos y perpetuó roles de género en cuanto a su trato con las mujeres, presuntamente objetivándolas y reduciéndolas a un objeto sexual.

Epigmenio Ibarra lo señala

Entre sus críticos fue el fundador de la productora televisiva Argos Comunicación, Epigmenio Ibarra, quien se lanzó contra el polémico comunicador. En su cuenta Ibarra posteó una fotografía donde se muestra que el comediante mexicano está encima de Ingrid Brans, apodada como “La Reata”, modelo argentina que acompañó a Trujillo durante seis años en su programa televisivo El mañanero.

“Veo esto en la red. Y pensar que Víctor Trujillo hacía esto en cadena nacional. Y se lo celebraban”, tuiteó Epigmenio Ibarra, quien es una de las figuras más cercanas al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Pero este estilo de humor de Brozo se remonta a finales de la década de los 80, cuando Víctor Trujillo presentó su personaje en la entonces cadena Imevisión al lado del comediante Ausencio Cruz, en el programa La caravana, cuando irrumpió con su estilo que fue considerado irreverente y coloquial, pero que también destacó por su manera un tanto condescendiente de dirigirse a la mujeres o “contar cuentos” sobre ellas, siempre con un dejo que es calificado como machista.

“¿Quieren que les cuente un cuento?”

“¿Quieren que les cuente un cuento, chamacos lombricientos?”, ha sido el grito de batalla del comediante , quien con voz aguardentosa, sudadera rota, cabellera verde y rostro pintarrajeado dio sus pininos en televisión. De acuerdo con el periodista, el siniestro y desparpajado payaso es un pariente muy lejano del payaso “Bozo”, nacido en los años 60 y de un humor tan blanco que daba diabetes.

Cómo fue el origen de Brozo a finales de los 80 y por qué su humor es  considerado machista - Infobae

Se sabe que “Brozo” hizo su debut en un bar del rumbo de San Ángel, en la Ciudad de México por allá de 1988, pero fue en 1992 cuando formó parte del elenco de la televisión estatal, conocida como Imevisión donde inició su historia de cuenta cuentos en tono picante y subido de color. También se ha mostrado desde sus inicios su uso recurrente del albur, juego de palabras en doble sentido que muchos han calificado como un mecanismo que perpetúa los estereotipos de género y exalta al machismo.

Además, “Brozo” apareció en sus producciones casi siempre alternando con voluptuosas mujeres en ropa reveladora que, según diversas críticas, perpetúa la desvalorización de la mujer en tanto es vista como “un objeto de consumo masculino”.

Apología de la humillación

“Hiciste apología de la humillación y la objetificación de las mujeres, diario, en un canal de alcance nacional. Señalarlo no es encubrir a otros, es denunciar cómo, gracias en parte a programas como el tuyo, el machismo es un lastre tan generalizado. Hazte responsable.”, le escribió a Trujillo, por ejemplo, la usuaria Violeta Vázquez, en un tuit que cuenta con más de 6 mil likes.

La irrupción de “Brozo” en las pantallas fue motivo de varias leyendas en torno a su origen, pero existe una que fue relatada por el mismo payaso para acallar voces. Según él, nació en la crujía “L” del penal de Santa Martha Acatitla, en donde su madre purgaba una pena por asesinato.

Cómo fue el origen de Brozo a finales de los 80 y por qué su humor es  considerado machista - Infobae

Según la historia, una vez que cumplió la sentencia, la mujer dejó al payasito en la prisión y cuando la pubertad alcanzó a Brozo, pudo salir del penal y viajar a Tijuana para enterarse que la autora de sus días había muerto en un ajuste de cuentas del narcotráfico. De esta manera contó en cierta ocasión el comentarista, uno de los más férreos críticos de la llamada Cuarta Transformación. Primero fue su intervención en la radio, luego la televisión del Canal 40, pasando por Televisa y otras opciones; actualmente “Brozo” aparece en la plataforma LatinUs, donde se le ve con el socio del portal Carlos Loret de Mola, quien también se ha destacado por sus señalamientos contra el gobierno de AMLO.