Enrique Guzmán va contra Gustavo Adolfo Infante por entrevista a Frida

Fue en su canal de YouTube, en donde Gustavo Adolfo Infante aseguró que ayer se enteró de que Enrique Guzmán lo había demandado.

70

Gustavo Adolfo Infante, reveló en su programa “De Primera Mano” que Enrique Guzmán lo demandó por las entrevistar que le realizó Frida Sofía, quien dijo haber sido manoseada por el cantante cuando tenía cinco años de edad.

“Ayer me dijeron que el señor Enrique Guzmán ahora que fue a la Fiscalía a denunciar a su nieta, quiere callar sus acciones demandando a la niña, a Frida Sofía, pues de una vez me demandó a mí”, señaló el reportero.

El conductor Gustavo Adolfo menciono que Enrique Guzmán está atentando contra su libertad de expresión y resaltó que es visible que el cantante tiene un serio problema de ira.

Enrique Guzmán responde incrédulo a las acusaciones de abuso de Frida Sofía

“No solo es acusado de mal tocar a su nieta, de manosearla, de quererla callar, de quererla meter a la cárcel. También de atentar contra la libertad de expresión, yo creo que el señor Enrique Guzmán tiene un serio problema de ira, de carácter”.

Yo no sé si el señor Enrique Guzmán la manoseó desde los cinco años de edad, si lo hizo es un delito. Enrique Guzmán demandó a su nieta para callarla y me está demandando a mí también. Yo creo que no puedes matar al mensajero, hay que afrontar lo que dicen que tú hiciste”, añadió.

Grupo Imagen responde

La televisora de Grupo Imagen apoyará al conductor del programa «De Primera Mano» tras la demanda que interpone el rockero Enrique Guzmán.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Frida Sofía revela supuesta prueba de que Ale golpeaba a Moctezuma

“No sé porque, desconozco el delito. Pero no está padre estar demandado, pero ya el jurídico de Grupo Imagen está enterado, esto lo vamos a ver de manera institucional de parte de Imagen Televisión, para responder a la denuncia de Enrique Guzmán”, agregó.

Finalmente, dejo claro que él no pagó por la entrevista que le realizó a Frida Sofía, incluso contó que se tardó un año en poderla entrevistar :

“No le pagué, no le dije que decir y no sabía qué me iba a encontrar al llegar ahí. Desde el minuto 10 tenía la boca seca porque las cosas iban cayendo, por la magnitud y las declaraciones”.