El gobierno de Donald Trump destaca la importante inversión de los contribuyentes en el desarrollo de los antídotos contra el covid-19, lo que refuerza el argumento de vacunar a los estadounidenses antes que a la población de otros países.

Un funcionario del Departamento de Estado dijo: “la ayuda está llegando, proporcionaremos vacunas en todo el mundo…al final del día, estos productos fueron pagados y a menudo producidos por estadounidenses, ellos deberían tener derecho primero”.

Además recordó que Estados Unidos es el país con más casos y con el porcentaje más alto en tasas de covid, lo que lo convierte en el epicentro de la pandemia. 

“Es muy importante asegurarnos de que los estadounidenses reciban esta vacuna y lo hagan primero” agregó el funcionario.

Es por eso que el Comité asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) analiza en una audiencia la vacuna contra Covid-19 de Pfizer y BioNtech, en espera de una aprobación final.

Críticas a la decisión

People’s Vaccine Allowance, colectivo que incluye a Amnistía Internacional , Frontline AIDS, Global Justice Now y Oxfam, acusaron el hecho de que las naciones ricas acaparen la vacuna. 

Como resultado, advirtieron que nueve de cada diez personas de países pobres tendrán acceso a las vacunas hasta 2022.

Steve Cockburn de Amnistía Internacional dijo: “el acaparamiento de vacunas socava activamente los esfuerzos mundiales para garantizar que todos, en todas partes, puedan estar protegidos contra el covid-19”.

Sin embargo Trump deja claro cuál es su prioridad: “es política de Estados Unidos garantizar que los estadounidenses tengan acceso prioritario a vacunas Covid-19 gratuitas, seguras y efectivas”.

Lee también: Plan de vacunación es limitado y ambiguo: experta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí