Estatua de Cristóbal Colón será reubicada en Parque América de Polanco

El Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México, aprobó la decisión

Tras la polémica en torno al tema, el Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México (Comaep), aprobó que la estatua de Cristóbal Colón que se encontraba en Paseo de la Reforma, recibiera otra ubicación, la cual será en el Parque América, en Polanco.

Durante la IX Sesión Extraordinaria del Comaep donde, después de considerar y evaluar al menos más de 20 lugares para reubicar la estatua de Colón, propusieron que sería el Parque América en la alcaldía Miguel Hidalgo donde se colocaría finalmente pues encontraron que este espacio es“digno para el valor artístico de la obra”.

Para designar un nuevo lugar a la estatua, el Comité de Monumentos revisó que tras el traslado, no existan afectaciones al medio ambiente, como podría ser la tala de árboles; también tuvieron que asegurar que el peso de la obra no dañará el espacio a la redonda y que no habrá afectaciones a las trazas urbanas.

Además, la alcaldía Miguel Hidalgo resultó ideal para la preservación y conservación de la estatua, ya que tiene los registros más bajos por vandalización.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), encargado del levantamiento del basamento como de la figura, determinó que la estatua de Cristóbal Colón, puede colocarse al centro del parque del lado Este, para que así se pueda apreciar la belleza de la escultura.

Lee también: Le hacen el feo a Tlali; otra obra reemplazará a Colón

La estatua a través de la historia

La estatua fue realizada en 1877, más tarde la catalogaron como monumento histórico en 1956, por decreto presidencial durante el mandato de Adolfo Ruiz Cortines.

En 1989, empezaron los cuestionamientos respecto a rendirle tributo a la estatua de Cristóbal Colón y en 1990, en una marcha por contingentes de pueblos originarios, se realizó la primera quema de ofrendas florales colocadas en el monumento.

Para 1991, se realizaron protestas en contra de la escultura, por motivo de el “Día de la Raza”; en 1993, derivado de la vandalización, se solicitó proteger la escultura con tapiales.

Finalmente en 2020, se creó el movimiento “Lo vamos a derribar”, formado por colectivos que tenían como objetivo, destruir la estatua, motivo por el cual se le retiró del acceso público, para comenzar con los trabajos de conservación y protegerla de actos de vandalismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí