La Fiscalía General del Estado de Puebla dio a conocer que hizo efectivas cuatro órdenes de aprehensión por la investigación que desarrolla en torno al evento aéreo ocurrido el 24 de diciembre de 2018, en el que perdieron la vida cinco personas, entre ellas Martha Erika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle.

Los detenidos son el propietario y tres empleados de la empresa Rotor Flight Services, relacionada con el funcionamiento de la aeronave. Se les identificó como José Antonio N., María Magdalena N., Ricardo N. e Israel N.

La acción penal fue ejercida por los delitos de homicidio a título de culpa fueron en perjuicio de de Rafael Moreno Valle Rosas, Martha Erika Alonso Hidalgo, Marco Antonio Tavera Romero, Héctor Baltazar Mendoza y Roberto Javier Coppel Obregón.

En tanto que el daño en propiedad ajena en agravio de Agustina F. T., Honorato T.R., y Paula C.X., quienes serían las propietarias de los terrenos de cultivo donde cayó la aeronave.

Por ahora, ninguna autoridad federal o el presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció al respecto de las detenciones y el giro a las investigaciones que suponen ser.

RESULTADO DE LA INVESTIGACIÓN

El 27 de marzo pasado, el entonces titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, presentó el informe final del accidente en el que se determinó que la causa probable fue la pérdida de control del helicóptero debido a un alabeo repentino hacia la izquierda, el cual no pudo recuperarse por el piloto al mando. Ello provocó que la aeronave se invirtiera en vuelo y cayera.

Las investigaciones sobre los restos de la unidad sugirieron que no hubo indicios de materiales ajenos al helicóptero, informó el exfuncionario durante una de las conferencias matutinas del presidente López Obrador.

Una fue que la aeronave no debió haber volado ese día y otra que presentaba una falla mecánica, destacó Jiménez Espriú en la mañanera.

El gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa, celebró entonces que por fin haya habido un dictamen final del accidente aéreo donde perdieron la vida cinco personas.

Previamente, a finales de enero de 2019, SCT confirmó sobre el accidente que fue «inusual, no es lo normal, es una de las cosas que llama la atención, que haya una caída casi vertical, es decir, a 60 grados y además invertida, no, no es normal», de acuerdo con Carlos Morán, subsecretario de Comunicaciones y Transportes, ante cuestionamientos de la prensa.

EL ORIGEN DEL VUELO DEL HELICÓPTERO

El helicóptero salió desde una casa particular, propiedad del empresario José Chedraui, reveló Morán Moguel. «El helicóptero salió del jardín de una casa privada (…) No hay indicios de manipulación externa», apuntó el subsecretario de la STC.

Sobre los pilotos, comentó que no existían evidencias de que el accidente fuera a causa de algún error de los pilotos, ya que tenían todo en regla.

Medio año luego del accidente, la Dirección General de Aeronáutica Civil presentó avances sobre la investigación del percance del helicóptero marca Augusta A109S, que ocurrió el 24 de diciembre de 2018 en el poblado de Santa María Coronango, Puebla, donde los resultados detectaron que no hubo daños ocasionados previo al impacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí