Guardia Nacional sin plan o estrategia y tropa agotada: Sandra Romandía

La periodista dialoga con Ricardo Rocha sobre testimonios de elementos de la institución que revelan las malas condiciones en las que desempeñan sus labores

Testimonios de elementos de la Guardia Nacional revelan que la institución actúa sin un plan o estrategia interna, con elementos recorriendo el país sin conocer el territorio que pisan, además de vivir en condiciones que distan mucho de lo mínimo humano, dijo la periodista Sandra Romandía.

En entrevista para Fórmula Detrás de la Noticia con Ricardo Rocha, la columnista de El Universal habla de su más reciente columna: “El fin de la Guardia Nacional”, en la que aborda los diversos puntos débiles de la institución que creó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Dijo que la columna se deriva de una serie de entrevistas y de análisis de datos de lo que está ocurriendo dentro de la institución, que ahora está en un espiral de deterioro por varios factores, y que evidentemente en números, pues no ha funcionado

“La historia proviene de un testimonio de un soldado de la Guardia Nacional que conocí en un punto de revisión carretero rumbo a la frontera con Estados Unidos, en el que el elemento se confiesa durante una inspección a mi vehículo, que está cansado, que tiene los labios rotos del frío y de dormir en el desierto, que tiene días viajando en la caja de una camioneta y que si le daba algo para sus labios.

“Desde hace meses mantengo entrevistas con elementos de la Guardia Nacional, algunos que vienen desde el Ejército, otros de la Policía Federal, y que cuentan cómo a la tropa la tienen comiendo a veces un pan con jamón, en lugares sin baños, sin las mínimas condiciones donde dormir, sin jabón, sin lo mínimo de aseo, sin días de descanso, ni bonos, para ver a sus familias, sin manera de comunicarse, sin un uniforme por ejemplo extra, para poder lavar el otro”, comentó.

Afirmó que elementos el revelaron que no tienen conocimiento del territorio, no saben a qué cártel se enfrentarán, ni les comparten información de inteligencia, por lo que en realidad van a todos lados sin saber qué harán y ¿qué hacen?, sobrevivir.

“El más reciente dato de deserción algo más de 2 mil bajas, quizás parezca poco con respecto a los más de cien mil elementos, pero es una cifra que va creciendo, y que tiene sentido, pues la mayoría no ven más allá de exponer su vida y no poder ver a sus familias, vivir con lo mínimo humano posible.

“A lo largo de los sexenios los presidentes siempre han querido tener un sello, una gran corporación que va a poner orden en México, y no nunca ha ocurrido y en este caso la Guardia Nacional tiene bastantes puntos débiles, uno de ellos es que no hay plan de estrategia ni de inteligencia interno, como bien me dicen en sus testimonios los elementos, no saben ni que están haciendo ni a dónde van, y sólo terminan siendo elementos de proximidad en las comunidades, pero ni siquiera logran tener una realmente una relación con la comunidad, y entender el terreno en el que están”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí