Inicio Al día Hágase a la idea: Inflación castigará a mexicanos hasta con altos precios...

Hágase a la idea: Inflación castigará a mexicanos hasta con altos precios hasta fin del 2022

AMLO llegó a su cuarto año de gobierno en medio de un escenario complejo, compuesto por una alta inflación, débil crecimiento económico y con un sector laboral maltrecho por la pandemia

El Banco de México (Banxico) presentó su Informe trimestral abril-junio 2022 en el que elevó a 8.1% su previsión de la inflación general para el último trimestre del año desde una estimación previa de 6.4%.

Esto quiere decir que los altos precios en bienes y servicios se mantendrán en lo que resta del año, recordando que en la primera quincena de agosto, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía informó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) llegó hasta 8.62%, el nivel más alto desde hace 22 años en nuestro país.

El banco central espera que la inflación general anual alcance su “pico” en el tercer trimestre de este año, lo cual podría ocurrir en septiembre, cuando promediaría 8.5%, casi el triple de la meta de Banxico de 3%, para después descender en lo que resta de 2022 y a lo largo de 2023.

“Se prevé que tanto la inflación general como la subyacente, luego de aumentar en el tercer trimestre de 2022, vayan disminuyendo a lo largo del horizonte de pronóstico, de modo que se ubicarían en niveles cercanos a 3% en el primer trimestre de 2024”, previó el organismo.

Lee también: “Son tiempos de tormenta”: Monreal; bancada de Morena se divide y oposición apuesta a ruptura

Cuarto año de gobierno con la inflación más alta

Con base en los datos de Banxico, el presidente Andrés Manuel López Obrador llega a su Cuarto Informe de Gobierno en medio de una alta inflación, que ya quedó por encima a la de Estados Unidos, y con un panorama de débil crecimiento económico, según los datos del Fondo Monetario Internacional y la Cepal, incluso la Secretaría de Hacienda recortó a la baja su pronóstico de crecimiento, aunque se muestra más optimista que los demás organismos.

Ante la tendencia al alza en los precios de los alimentos, el gobierno trata de contener el aumento de los precios de la canasta básica, particularmente de la tortilla, que en algunos estados de la República se disparó muy por encima de los veinte pesos, a través de iniciativas como el Paquete contra la inflación y la carestía (PACIC).

A mitad de agosto, el presidente López Obrador aseguró que “se está mejorando el precio a los productores, hay un precio de garantía de maíz que se ha incrementado para que no nos falte y no hemos querido promover la importación de maíz amarillo porque queremos que se siga consumiendo maíz blanco”.

Además, la Secretaría de Hacienda aplica medidas como el subsidio al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en las gasolinas y el diésel con el propósito de contener el aumento en los precios de productos agropecuarios, que según las estadísticas, son los que presentaron el mayor incremento en los últimos meses.

Este 31 de agosto, un día previo a su Cuarto Informe, López Obrador aseguró que sin el subsidio a los combustibles, la inflación sería actualmente de 14%, es decir, lo que contrastó con las declaraciones de Rogelio Ramírez de la O, titular de Hacienda, quien semanas antes la calculó en 10%.

En cuestión del empleo, en la última medición, que corresponde a julio de 2022, el Inegi expuso que la tasa de desempleo descendió a 3.2%, aunque los datos apuntan que de junio a julio solo se crearon 8 mil 600 nuevas plazas laborales.

De acuerdo con los datos, 31 millones 800 mil personas se encuentran en la informalidad laboral, es decir que no cuentan con prestaciones ni seguridad social. Sin embargo, esta cifra representa un punto porcentual menor a julio del año pasado, cuando el país aún estaba en medio de las medidas de confinamiento por la pandemia.

Medidas de Banxico contra la inflación

Con este contexto, Banxico justificó su política monetaria luego que el 11 de agosto votó por elevar la tasa de interés al 8.5 %, lo que representa el décimo incremento consecutivo ante la inflación general, que alcanzó el 8.62 % anual en la primera quincena de agosto.

Como riesgos al alza, el banco enunció la persistencia de la inflación subyacente en niveles elevados, presiones inflacionarias externas asociadas a la evolución de la pandemia y mayores presiones sobre los precios derivadas del conflicto geopolítico en Ucrania, en particular sobre alimentos y energéticos.

También vislumbró episodios de depreciación cambiaria y presiones por mayores costos asociados a las condiciones de contratación o salarios.

En cuanto al crecimiento de la economía mexicana, Banxico mantuvo este miércoles en 2.2% su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2022.

El banco central estimó un escenario central de crecimiento de 2.2% con un límite inferior de 1.7% y uno superior de 2.7%, cifras similares al reporte anterior, cuando proyectó un piso de 1.6% y un techo de 2.8%.

Pero el organismo autónomo disminuyó a 1.6% su proyección central del PIB para 2023, desde una estimación anterior de 2.4%.

“La revisión para 2023 refleja el escenario más adverso que se espera que la economía mexicana enfrente para su crecimiento”, expuso el banco central.

México aún no recupera su nivel económico previo a la pandemia tras un desplome histórico de 8.2% del PIB en 2020 y un repunte de apenas 4.8% en 2021.

Salir de la versión móvil