Historia del ahuehuete, el árbol nacional de México 

Recientemente sembraron un ahuehuete en el paseo de la Reforma, conoce su historia

México se distingue por su impresionante variedad de vegetación y entre todas las especies, nombraron al ahuehuete como árbol nacional. 

Esta decisión tiene mucha historia detrás gracias a que esta especie de árbol en específico forma parte importante en la historia de México, además de que es uno de los árboles más longevos y antiguos de nuestra cultura.

Lee también: Conoce los cuatro hoteles más altos del mundo

Origen de su nombre

De acuerdo a la Comisión Nacional Forestal, la palabra ahuehuete proviene del náhuatl y significa “un árbol viejo de agua” ya que esta especie crece en suelos donde hay mucha agua, es decir cerca de los ríos.

Este nombre náhuatl sirve de base para algunos topónimos, como Ahuehuepan «en el río de los ahuehuetes» o Ahuehuetla «lugar de ahuehuetes». 

Conocido comúnmente como ahuehuete en México, pero también conocido como sabino, ciprés mexicano, ciprés de Moctezuma o ahuehué en varias partes del mundo, pero es importante recordar que su nombre científico es Taxodium mucronatum o Taxodium huegelii.

Una larga vida en México

Este árbol cuenta con 2 mil años de vida, lo que lo convierte en uno de los más antiguos de nuestra cultura. 

El ahuehuete es un árbol nativo de los Estados Unidos, México y Guatemala y en 1921 lo designaron como el árbol nacional mexicano en la conmemoración de la independencia de aquel año, ya que gracias a su longevidad los ahuehuetes son testigos vivos de la historia de México y vieron pasar bajo su sombra los acontecimientos más importantes del país. 

Algunos de los ahuehuetes más importantes de la historia son El Árbol del Tule, ubicado en Santa María de Tule, Oaxaca, que tiene el récord mundial como el árbol con el tronco de diámetro más ancho del mundo. 

El árbol de la Noche Triste, del que se cuenta que a su cobijo lloró Hernán Cortés la pérdida de casi la mitad de su ejército durante el escape a Tacuba y El hijo del árbol de la noche triste, que se encuentra frente al lugar donde Miguel Hidalgo dio el grito de la independencia, en Dolores Hidalgo en Guanajuato, México.

Desde su nombramiento como árbol nacional, el ahuehuete es considerado un símbolo de México y su cultura.

Árbol del Tule, Oaxaca

El árbol más especial y místico

El ahuehuete o taxodium mucronatum, es una especie arbórea perteneciente a la familia de las cupresáceas y aunque es nativa de México, también se encuentra en zonas muy específicas en el sur de Texas y noroeste de Guatemala. 

En 1921, para celebrar el centenario de la independencia mexicana, se seleccionó como árbol nacional por su esplendor, belleza, longevidad, dimensiones colosales y tradición ya que desde tiempos prehispánicos a este árbol se le atribuyen cualidades sagradas, y forma parte de leyendas y de la historia de distintos lugares de lengua huehuetl. 

Este árbol además de ser considerado uno de los más especiales, también es uno de los más resistentes y necesarios para proveer recursos a lo largo de la historia gracias a que su madera es suave y ligera, susceptible al pulimento y resistente a la humedad, por lo que se utiliza en la fabricación de canoas, postes, muebles y vigas de construcción.

Árboles enormes y longevos

Los ahuehuetes son árboles longevos, que alcanzan los miles de años de antigüedad y además son unos de los más grandes e imponentes con troncos que pueden llegar a tener diámetros considerables entre 2 y 14 metros y alturas de hasta de 40 metros.

Las hojas de estos árboles están ordenadas en espiral y yacen en dos filas horizontales superpuestas y son una especie que produce semillas todo el año, sobre todo entre agosto y noviembre.

A diferencia de otros cipreses que habitan zonas pantanosas, los ahuehuetes siempre habitan las orillas de los ríos, arroyos y riachuelos permanentes, donde la base de los árboles se encuentra sumergida la mayor parte del año, obteniendo la abundante cantidad de agua que necesitan para crecer.

Estos especiales árboles son unos de los más importantes en la historia de México y es por eso que los nombraron como el árbol nacional y los honraron al sembrarlos en paseo de la Reforma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí