Inicio Al día Inseguridad pega a popularidad de AMLO a 53%, por debajo de línea...

Inseguridad pega a popularidad de AMLO a 53%, por debajo de línea de advertencia

Salvador Borrego Alvarado, director de Saba Consultores, habla con Ricardo Rocha sobre la reciente caída en la aceptación del presidente Andrés Manuel López Obrador

La lógica política sugería desde hace mucho tiempo que bajaría la popularidad en la aceptación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). A cada nuevo desatino presidencial, la expectativa de Alertas Negativas en los monitoreos de Saba Consultores surgía de manera natural, pero nada parecía afectarle.

Finalmente, el fin de semana se observó un deterioro grave en la imagen del mandatario federal.

El director de Saba Consultores, Salvador Borrego Alvarado, dijo que el lunes pasado en su más reciente medición del nivel de aprobación, el presidente pasó del 67% a 61%, lo que indica que cinco semanas consecutivas tuvo registros por debajo de su promedio de 67%.

“Bajó a 61.3% y hoy baja a 53.5% que está por debajo de una línea que nosotros tenemos que llamamos línea de advertencia negativa (…) En la desaprobación él registra un valor récord de 39.9%, esto es a lo largo de todo el sexenio jamás había tenido un nivel de desaprobación tan alto”

Agregó que el lunes pasado fue el peor día para el sexenio del presidente López Obrador, situación que es probable que ocurriera debido al problema de inseguridad y violencia suscitado en diversos estados de México, además de la actitud de AMLO de no rectificar la política fallida de seguridad de “abrazos, no balazos”.

“Es un error fundamental terrible y el presidente se mantiene en esa actitud de mantener algo absurdo y ya se están viendo las consecuencias en la opinión pública (…) Si este gobierno termina en muy mala condición, este día el lunes pasado el 15 de agosto de 2022, fue seguramente el día en que empieza la debacle, el deterioro fuerte del presidente pero siempre como posibilidades, jamas como cerezas en este mundo de incertidumbres”, concluyó. 

Lee también: Educación: la nueva burla

Salir de la versión móvil