IPN busca explorar Marte con la ayuda de Roverto

El robot incluye un laboratorio con capacidad para analizar cinco diferentes muestras.

87
IPN busca explorar Marte con la ayuda de Roverto

Alumnos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Estado de México, diseñaron un robot con el objetivo de contribuir con los astronautas para explorar Marte.

Los estudiantes unieron sus conocimientos y habilidades para participar en el University Rover Challenge, la principal competencia de robótica aeroespacial en el mundo para educación superior, fundada por la Mars Society.

El equipo multidisciplinario Quantum Robotics está integrado por Adriana Díaz Ávila, Ramiro Aguilar Ordaz y Emmanuel Alejandro Martínez Casillas, estudiantes de la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzada (UPIITA), así como por alumnos del ITESM, campus Estado de México, liderados principalmente por Marco Alan Moreno León.

La competencia se realizará del 3 al 5 de junio próximo en Utah, Estados Unidos, y consta de cuatro etapas en las que el robot debe detectar señales de vida con el análisis de diferentes muestras mineralógicas y biológicas, además de recuperar, llevar y manipular herramientas para la misión.

TAMBIÉN PUEDES LEER: «Hola mundo», la primera imagen de rover Perseverance de Marte

¿Cómo es el robot?

“Roverto”, el robot diseñado por las y los estudiantes, es un cubo de 1.20 por 1.20 metros, pesa 40 kilogramos, tiene cuatro ruedas para tracción cada una con un motor y cuenta con un brazo de cinco ejes para manipular objetos.

Además, el robot puede rotar una gripper para atornillar y desatornillar e incluye una cámara que permite visualizar objetos.

También incluye un laboratorio con capacidad para analizar cinco diferentes muestras de terreno sin contaminarse, a diferencia de otros robots competidores que sólo pueden estudiar una muestra de terreno.

«Al ser un robot teleoperado, le vamos a dar las indicaciones que debe realizar desde una estación base, para ello fue fundamental lograr una comunicación con un enlace de un kilómetro y medio aproximadamente, porque el robot puede pasar por baches y zonas irregulares y no lo tendremos a la vista”. Adriana Díaz, integrante del equipo Quantum Robotics.

Con este proyecto, el equipo de estudiantes quiere demostrar e inspirar tanto a otros jóvenes, como a generaciones futuras, en que es posible unir a dos instituciones educativas para construir un vehículo espacial a distancia.