Jornada violenta en Guanajuato: 23 asesinatos durante el fin de semana

Desde 2018, Guanajuato se ubica como el estado con más homicidios dolosos en el país derivado de la disputa territorial entre grupos criminales, según sostienen las autoridades locales

53

Al menos 23 personas fueron asesinadas en hechos distintos ocurridos en las últimas 24 horas en el estado de Guanajuato, informaron este domingo autoridades locales.

La primera masacre ocurrió en la comunidad Puerta Grande, en el municipio de Silao, donde un grupo armado disparó contra varias personas. Cuatro murieron en el lugar, tres hombres y una mujer, mientras otras seis fallecieron cuando eran atendidas en el hospital.

Entre las víctimas mortales había un menor de edad, según confirmó la Fiscalía General del Estado, que además indicó que en la escena se encontraron envoltorios de plástico transparentes con una sustancia granulada cristalina (probable metanfetamina).

Horas después, se registró otro múltiple homicidio, esta vez en el municipio de Apaseo El Grande, ubicado a 100 kilómetros de Silao.

Un comando armado ingresó a un domicilio de la colonia San Telmo y acribilló a cinco personas, entre ellas un niño de 14 años y una niña.

Además, la Fiscalía informó que en el ataque un bebé de 8 meses resultó lesionado por una ojiva incrustada en su brazo.

En la escena, peritos criminalistas recabaron indicios entre los que se encuentra una cartulina con un mensaje alusivo a un grupo delictivo.

En León, en la colonia Vibar, alrededor de las 9:50 de la noche, un hombre fue asesinado a balazos al interior de su domicilio. Y en la mañana de este domingo, en la colonia El Duraznal, un grupo de personas arrojó el cadáver de un hombre en la vía pública a la altura del Malecón del Río de los Gómez y posteriormente le prendieron fuego a la vista de varios transeúntes.

Tres horas después, aproximadamente a las 10:00 horas, un pepenador llamó a la policía tras hallar un cadáver en el fondo del Arroyo Los Mariachis, también conocido como barranca de Cañada del Refugio.

En Celaya, dos ataques armados dejaron como saldo un hombre muerto y otro lesionado. El primero ocurrió cerca de la medianoche del sábado en una vivienda ubicada en la colonia Villas de los Arcos. Elementos de la Policía Municipal y paramédicos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana atendieron a un individuo lesionado por impactos de bala, reportó el periódico local AM.

Después, en Apaseo el Grande, en un camino de terracería rumbo a Los Julianes, fue localizado el cadáver de otro hombre con disparos en la cabeza.

A las 3:20 de la tarde un motociclista fue atacado a balazos en la colonia Monte Blanco, por los tripulantes de otra motocicleta. La víctima quedó tendida a un costado del vehículo y recibió al menos cinco tiros, informó la prensa local.

Más tarde se dio el reporte de otro ataque armado sobre la avenida 2 de abril, en la colonia Villas de los Reyes. Cerca de un puente, sobre la banqueta, fue encontrado el cadáver de un joven con lesiones de bala en la cabeza. Vestía chamarra azul y aparentaba entre unos 25 y 30 años.

En Irapuato, se registró un ataque armado al interior de un bar llamado “El Unicornio”, dejando un saldo de un fallecido y tres heridos, entre ellos una mujer. El ataque ocurrió a las cinco de la mañana de ese domingo en el negocio ubicado sobre la calle Calzada de Guadalupe casi esquina con Tepeyac, en la colonia John F. Kennedy.

LA VIOLENCIA EN EL ESTADO

Desde 2018, Guanajuato se ubica como el estado con más homicidios dolosos en el país derivado de la disputa territorial entre grupos criminales, según sostienen las autoridades locales.

Datos oficiales establecen que, de enero a septiembre del 2021, en el estado fueron asesinadas 2,655 personas, cifra que representa 10:4% de los registrados en todo el país.

Esas mismas cifras indican que Guanajuato tiene una tasa de 42.47 víctimas de asesinato por cada 100,000 habitantes, la cual duplica la media nacional, que es de 19.69 homicidios por cada 100,000 personas. México registra los dos años más violentos de su historia durante los primeros dos años del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, con 34,689 víctimas de asesinato en 2019 y 34,558 en 2020.