Juicio político de Trump quizás «muerto» antes de iniciar

Un gran número de senadores republicanos se opuso al juicio político

La gran mayoría de los senadores republicanos se opusieron al juicio político en contra del expresidente Donald Trump, situación que anticipa el futuro fracaso del proceso.

Para condenar a Trump al juicio político, que iniciaría en dos semanas, se necesitan 67 votos a favor con respecto a los 100 miembros de la Cámara Alta, los cuales se reparten entre 50 demócratas y 50 republicanos.

Al realizar una votación sobre una moción de procedimiento, solo cinco senadores republicanos consideraron que el juicio político contra Trump no es inconstitucional, por lo que se pusieron del lado de los demócratas que votaron unánimamente a favor para que el proceso continúe.

Moción de constitucionalidad

Fue Rand Paul, senador republicano, quien presentó la moción sobre la constitucionalidad del proceso.

“El juicio político es para la destitución, y el acusado aquí ya dejó el cargo…un proceso a Trump arrastraría a Estados Unidos a la cuneta del rencor y la hostilidad como nunca antes se ha visto en la historia” argumentó Paul.

Lee también: Demócratas activan segundo juicio para inhabilitar a Trump

A pesar de que Trump ya no es presidente de EU, la condena del juicio podría inhabilitarlo para ocupar un nuevo cargo público, lo que pondría fin a sus aspiraciones políticas en caso de tenerlas.

“Si un senador votó que era inconstitucional, ¿cómo diablos podría esperarse que condenara a alguien por esto?…este voto indica que se acabó, el juicio ha terminado” afirmó el senador republicano.

Cargo por insurrección, en proceso

En tanto, el cargo para un juicio contra Trump acusado de incitar a la insurrección, al animar a sus seguidores a irrumpir en el Capitolio el pasado 6 de enero, ya fue enviado para evaluación en el Senado.

En caso de que todos los demócratas voten a favor de condenar a Trump, 17 senadores republicanos también tendrían que hacerlo.

El senador republicano John Thune dijo que la votación de este martes no es vinculante y que la verdadera postura de cada legislador se verá con el proceso.

Este sería el segundo proceso de destitución en contra de Trump, quien salió victorioso del primero realizado a principios del 2020 en donde se le acusó de presionar a Ucrania para que investigara por supuesta corrupción a Joe Biden, presidente de EU.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil