Kanye West pone trabas a Kim Kardashian para devolverle su soltería

Los conflictos entre el rapero y la empresaria no permiten que su proceso de divorcio culmine

61

La empresaria, Kim Kardashian, de 41 años, quiere poder declararse legalmente soltera antes de haber resuelto todos los asuntos relacionados sobre su patrimonio y la custodia de sus cuatro hijos, pero Kanye West no está dispuesto a ponerle las cosas fáciles.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Brad Pitt se lanza de nuevo a la yugular de Angelina Jolie

El divorcio de la ex pareja lleva más de un año tramitándose y todo se vuelve más complicado debido a los deseos del rapero de recuperar a su ex esposa, quien ya está en pareja con el cómico Pete Davidson, de 28 años. Una relación que West claramente no aprueba, dadas sus intenciones de volver con ella. Y por ello pretende ponerle toda una serie de trabas a Kim para impedir que recupere su soltería de forma anticipada.

En diciembre, la empresaria estadounidense decidió dar un paso más para agilizar su situación con su ex marido: presentó documentos para pedir un cambio de su estado civil, para así recuperar su apellido y volver a ser considerada legalmente una mujer soltera.

El rapero, recién separado de la actriz Julia Fox tras seis semanas de noviazgo, no está de acuerdo con las condiciones de la demanda de divorcio solicitada por Kardashian. West presentó nuevos documentos legales en respuesta a la petición de la empresaria.

Los abogados de West afirman que el hecho de que ella quiere cambiar su estado civil sin que se haya decidido cuestiones como la custodia de sus cuatro hijos (North, 8, Saint, 6, Chicago, 4, y Psalm, 2½) y las propiedades compartidas en su divorcio en curso supondría “un riesgo con consecuencias adversas”.

El músico ha establecido “condiciones” en caso de que ella siga adelante con el proceso. Entre ellas, que la empresaria pierda el llamado “privilegio marital” que tiene con West en espera de una decisión final de la custodia. Él quiere asegurarse de que cualquier comunicación entre ellos pueda ser parte del expediente judicial. También quiere asegurarse de que, si Kim se vuelve a casar, renunciaría a cualquier privilegio conyugal entre ella y su nuevo esposo. Es decir, quiere asegurarse de que cualquier conversación entre ella y su nueva pareja, en lo que se refiere a la custodia, pueda ser parte del caso.

Según los documentos presentados el pasado miércoles ante el tribunal superior del condado de Los Ángeles, “una pronta terminación de su estatus crearía problemas para obtener pruebas” en el caso de que alguno de ellos “vuelva a casarse antes de que concluya el caso”.

Además, Kanye parece estar preocupado de que Kim transfiera algunos de sus activos a otras cuentas que haya creado. Si la estrella televisiva llegara a lograr la soltería antes de que finalice el proceso de divorcio, el rapero exige que ella no pueda tener acceso a ni pueda mover los activos de los fondos y fideicomisos que ambos tienen en común antes de que decidan cómo quedan repartidas sus propiedades legalmente.

En los citados documentos, obtenidos por la revista People, el abogado de Kanye pide que se establezca un “derecho de reembolso”. Esto significa que, en el caso de que alguno de ellos muera, el otro recibirá un reembolso del dinero que se le deba a cualquiera de ellos. Una solicitud que la abogada de Kardashian considera “innecesaria dado el acuerdo prematrimonial” firmado por la pareja que mantiene todos sus activos separados desde el comienzo del matrimonio.

La semana pasada, en un ataque de celos, West compartió capturas de pantallas de un serie de mensajes que le envió su ex esposa, pidiéndole que deje de poner en peligro a su actual novio con sus numerosos ataques públicos hacia él en las redes sociales.

En los mensajes de texto que intercambiaron por Instagram, Kardashian le decía a a su ex marido: “Estás creando un ambiente peligroso y aterrador y alguien lastimará a Pete y todo esto será tu culpa”. La publicación ya no está disponible en el perfil del rapero.