viernes, noviembre 25, 2022
InicioAparadorLa cancelación es reflejo de una profunda ignorancia

La cancelación es reflejo de una profunda ignorancia

“Si dejamos que esta dictadura de las minorías imponga sus reglas, renunciaremos a un principio esencial de la humanidad que es la libertad de expresión”.

Esto comentó el promotor cultural y periodista argentino Darío Lopérfido, uno de los cuatro panelistas del debate promovido por la Cátedra Vargas Llosa, con el apoyo de Infobae y Meta Miami, a debatir en torno a la pregunta de si estamos entrando en «una nueva era puritana» y de si «existe un nuevo activismo liberticida».

Los otros panelistas eran la periodista y escritora española Inés Martín Rodrigo; el también periodista y narrador peruano Raúl Tola; y Ramiro Villapadierna, gestor cultural y periodista español. La coordinación del panel estuvo a cargo del periodista argentino Daniel Hadad, fundador y director de Infobae.

Publicidad

Todos los participantes expresaron su inquietud por el momento de peligro que viven la creación artística y la libertad de expresión, amenazadas por «liberticidas» a los que les molesta que la gente se exprese, hable y hasta se ría. Es sabido que el autoritarismo no se lleva bien con el humor. Pero también coincidieron en la necesidad de resistir y en la responsabilidad que les cabe a quienes tienen la posibilidad de hacerse oír, en particular periodistas y medios de comunicación. También evocaron algunas consecuencias de este clima amenazante, como la autocensura, la cancelación de obras y autores del pasado, el miedo a «ser señalado con el dedo virtual», y coincidieron en advertir que hay peligro «cuando un autor empieza a pensar en los temas que debe tratar y no en la novela que desea escribir».

«Qué valiente hay que ser en estos tiempos para ir en contra de la corriente», dijo Daniel Hadad en su introducción al panel. Y se preguntó “cuál fue el día en que la censura volvió a ser parte de un argumento para destruir al que piensa distinto”.

“Estamos viviendo en recesión paulatina de lo que puedo decir, lo que puedo escribir, cantar, el humor, los guiones que se pueden hacer para series- alertó-. Eso está hoy en cuestionamiento total. Compositores, humoristas, cantantes: no están pasando su mejor momento”.

Ramiro Villapadierna

Y esa es la razón por la cual «una institución que lleva el nombre de un gran defensor de las libertades» decidió impulsar este tema.

A la pregunta de Daniel Hadad acerca de qué es más peligroso para la libertad de expresión, si los gobiernos o los colectivos, Darío Lopérfido señaló: “Las ideas se han perseguido siempre, por los nazis, por los estalinistas, por las dictaduras latinoamericanas, etc. El autoritarismo actual proviene de la sociedad civil, de los sectores identitarios que son los que hoy ejercen estas políticas de cancelación, que echa por la borda el prestigio de una persona, le hace perder el trabajo”. En su opinión, esto “es más complicado de visualizar que cuando es un tirano el que está reprimiendo”. Aquí se trata de “la sociedad civil, escondida en cuestiones identitarias”.

“La cancelación refleja una profunda ignorancia”, concluyó. “El individuo es inteligente y la masa no lo es; la masa actúa respondiendo a impulsos irracionales, identitarios”, agregó, a modo de explicación de este fenómeno por el cual hordas de usuarios de redes se vuelcan irreflexivamente a lapidar a alguna víctima propiciatoria señalada por algún grupo ofendido.

En el fondo la cancelación es la negación del otro. Y es un retroceso, porque “Occidente está fundado en el reconocimiento del otro, para debatir, para saber quién soy. Esa es la herramienta por la cual se ha desarrollado toda la dialéctica de la civilización. Ahora, necesito que el otro no esté porque me obliga a cosas que no quiero hacer, me obliga a responder, el otro es un peligro para mi ignorancia”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

TEMAS MUY INTERESANTES