Los Vaqueros de Dallas tuvieron todas las oportunidades para tratar de «enmendar» su temporada, a pesar de todas sus fallas, lesiones, decisiones controversiales, bajas de juego, falta de talento defensivo, etcétera que han tenido. Pero no han aprovechado ninguna en absoluto.

Con nueve juegos perdidos y sólo tres ganados en la temporada regular, tal parece ser que esta es una de las peores temporadas de los Cowboys, aunque en principio parecía prometedora.

Ravens vs. Cowboys final recap: No X's, but a W - Baltimore Beatdown

Tuvieron un cambio de entrenador, una buena plantilla con jugadores de nivel y una afición respaldándolos, lo que daba a creer que los Dallas Cowboys iban rumbo a uno de sus mejores años de la NFL en 2020, pero terminó en todo lo contrario, una decepción total.

¿Cómo inmortalizar a Maradona? Ellos te lo dicen

Jason Garrett, el entrenador que no les pudo dar una sola victoria en playoffs, ya se había ido y llegaba Mike McCarthy, el coach que le dio un campeonato a los Green Bay Packers. Además tenían a Dak Prescott, Ezekiel Elliott, Amari Cooper y mucho talento más para luchar.

Pero las lesiones terminaron por afectarlos más de lo esperado. En la defensa perdieron a muchos titulares, pero la más dolorosa fue la de Dak Prescott, quien estuvo fuera toda la temporada tras sufrir una fractura de tobillo.

Dallas Cowboys at Baltimore Ravens, Week 13, M&T Bank Stadium, Tuesday  Night Football

Tras la derrota contra los Ravens en la semana 13, Dallas aseguró su primera temporada con marca perdedora desde 2015 y lo hizo en un año que inició con altas expectativas. Se empieza a creer que este equipo es el peor en la historia de la franquicia de la “estrella solitaria”. ¿La peor parte? Los Cowboys tuvieron casi 2 semanas para prepararse, debido a que la última vez que jugaron fue en “Thanksgiving” y ni así supieron cómo superar a unos Ravens que contaron con cinco días para practicar de cara a este partido.

Los Cowboys han tenido todas las oportunidades para tratar de «enmendar» su temporada, a pesar de todas sus fallas, lesiones, decisiones controversiales, bajas de juego, falta de talento defensivo, etcétera que han tenido. Pero no han aprovechado ninguna en absoluto.

Con nueve juegos perdidos y sólo tres ganados en la temporada regular, tal parece ser que esta es una de las peores temporadas de los Cowboys, aunque en principio parecía prometedora.

CAMBIO DE ENTRENADOR

Tuvieron un cambio de entrenador, una buena plantilla con jugadores de nivel y una afición respaldándolos, lo que daba a creer que los Dallas Cowboys iban rumbo a uno de sus mejores años de la NFL en 2020, pero terminó en todo lo contrario, una decepción total.

Jason Garrett, el entrenador que no les pudo dar una sola victoria en playoffs, ya se había ido y llegaba Mike McCarthy, el coach que le dio un campeonato a los Green Bay Packers. Además tenían a Dak Prescott, Ezekiel Elliott, Amari Cooper y mucho talento más para luchar.

Pero las lesiones terminaron por afectarlos más de lo esperado. En la defensa perdieron a muchos titulares, pero la más dolorosa fue la de Dak Prescott, quien estuvo fuera toda la temporada tras sufrir una fractura de tobillo.

Tras la derrota contra los Ravens en la semana 13, Dallas aseguró su primera temporada con marca perdedora desde 2015 y lo hizo en un año que inició con altas expectativas. Se empieza a creer que este equipo es el peor en la historia de la franquicia de la “estrella solitaria”.

¿La peor parte? Los Cowboys tuvieron casi 2 semanas para prepararse, debido a que la última vez que jugaron fue en “Thanksgiving” y ni así supieron cómo superar a unos Ravens que contaron con cinco días para practicar de cara a este partido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí