Legítima, campaña Sélvame del Tren de artistas y activistas contra Tramo 5

Válido crear redes de protesta entre activistas y figuras para protestar frente al poder presidencial, dice la periodista Sandra Romandía

La campaña #SélvameDelTren de artistas y activistas para protestar por la construcción del Tramo 5 del Tren Maya no surgió de la nada, y mucho menos de pagos interesados en desprestigiar una de las obras insignia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, tiene su origen en una red creada desde hace dos años para monitorear su avance, dijo Sandra Romandía.

En entrevista para Fórmula Detrás de la Noticia, la periodista dijo que su columna de El Universal aborda esta historia en particular desde un enfoque universal, el preguntar antes de juzgar a priori como lo hizo el presidente desde la tribuna de “la mañanera”.

“De qué hablo, de esta campaña llamada Sélvame del Tren lanzada por artistas actores y actrices influencers hace unos días, que el presidente en automático tachó con una campaña pagada por adversarios conservadores, dentro de la que participaron quienes quieren ganar fama, tal cual lo mencionó hacia la conferencia mañanera.

“Empecé a preguntar entre mis fuentes de la comunidad artística, del espectáculo, pues si realmente en una agencia les habría pagado por grabar estos vídeos cargos que se llamaron Sélvame del Tren, una campaña en redes que critica el tramo 5 del tren maya, y no dice que no se construya, sino que lo que primero es que se verifique”, explicó.

La también directora editorial de Emeequis agregó que habló con agencias, con personas del medio, con personas del espectáculo, y la mayoría coincidieron en que lo veían como algo muy complicado que justo en los perfiles de quienes salen, como bien lo son algunos artistas como Natalia Lafourcade, Natalia Córdova y Eugenio Derbez, entre otros.

“En el ánimo de aclarar más la duda logré contactar a algunas y algunos de los que participaron para charlar por zoom. Este ejercicio me permitió saber que Sélvame del Tren no surgió de la nada: desde hace dos años un grupo de actrices y actores que son oriundos de Quintana Roo o han vivido ahí, en coordinación con buzos de las zonas mayas y conocedores de los terrenos, abrió distintos chats y canales de distribución de información sobre lo que estaba pasando. La inquietud real era poder participar activamente en el diseño de la obra con el fin de cuidar un área de México que consideran sagrada”, relató.

La periodista dijo que tuvo acceso acceso a videos y los mensajes que se enviaban para estar al tanto de cada detalle del proyecto del que no están en contra —algo importante— simplemente piden un rediseño de la ruta para no dañar la naturaleza y restos paleontológicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí