Mamá, gracias por tu amor, a la familia y las naciones: Rey Carlos III en honor de la reina Isabel II

El rey Carlos III llegó a Londres este viernes pasado al mediodía, y se dirigió a la nación por la tarde, mientras los restos de su madre continúan en Escocia donde será velados 24 horas

El rey Carlos III dedicó un emocionado tributo a su madre, la fallecida Isabel II, en su primer discurso al país tras asumir el cargo: “Mamá, mientras inicias tu largo viaje para unirte con mi querido papá, quiero decirte gracias por tu amor a nuestra familia y a la familia de naciones”.

El nuevo monarca británico destacó que su madre tuvo “una viva bien vivida” y, con “dolor” por la pérdida y “gratitud” por su dedicación durante siete décadas de reinado, renovó el compromiso de por vida que ella asumió al ascender al trono. “Les renuevo hoy a todos ustedes esa promesa de servicio durante toda la vida”, dijo Carlos III en un mensaje grabado, en el que comprometió también a defender “los principios constitucionales”.

El rey recordó a su madre como una “inspiración” y un “ejemplo” tanto para la familia como para el conjunto de la ciudadanía, en un histórico primer discurso a la nación en el que ha hablado junto a una fotografía enmarcada de Isabel II.

Carlos III enfatizó que el mundo ha cambiado en 70 años, desde los años de posguerra hasta la actualidad, pero abogó por mantener constantes los valores y apuntó que “los deberes de la monarquía también continúan”, ahora con él al frente.

El hijo mayor de Isabel II asumió que tiene un cargo vitalicio –”durante el tiempo que Dios me mantenga con vida”– y por el que su vida va a cambiar radicalmente. Tuvo palabras de afecto a su “querida” esposa, la reina consorte Camilla, y le agradeció la lealtad: “Sé que estará a la altura de las nuevas exigencias”.

También aludió a su hijo mayor, el príncipe William, primero en la línea de sucesión al trono, y confirmó formalmente el traspaso del ducado de Cornualles. El heredero será también príncipe de Gales, tal como ha decretado su padre en este discurso.

En su mensaje, Carlos III aludió igualmente a la esposa de William, Kate, y subrayó su “amor” por su hijo pequeño, Harry, y por su esposa, Meghan Markle.

LA LLEGADA DEL REY CARLOS III

El flamante Rey Carlos III llegó a Londres este viernes pasado el mediodía. Apenas aterrizó en la capital inglesa, se dirigió al Palacio de Buckingham, donde una multitud se encuentra desde ayer homenajeando a la Reina Isabel II, quien murió a los 96 años.

En la capital británica, el Ejército disparó la andanada desde Hyde Park y la Torre de Londres, mientras que también hubo salvas desde los castillos de Edimburgo, Cardiff, Belfast, Plymouth y la colonia de Gibraltar.

Noventa y seis salvas de cañón, una por cada año de su vida, disparadas simultáneamente desde varios puntos emblemáticos del Reino Unido despidieron este viernes a la Reina Isabel II, la monarca británica más longeva, que el pasado 6 de febrero cumplió siete décadas en el trono.

El nuevo monarca cumplirá la primera parte de su agenda para suceder a Isabel II como Jefe de Estado del Reino Unido. La fecha del funeral de la reina se confirmará “en su debido momento”, informó el Palacio de Buckingham

Carlos III hablará a los ciudadanos del Reino Unido por primera vez hoy a las 17:00 horas, anunció el presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, tras su ascenso al trono a raíz de la muerte de Isabel II.

Carlos III será proclamado rey este sábado por la mañana en Londres.

La proclamación se hará a las 11 am (hora local) en el palacio de St. James en Londres, frente a los miembros del Consejo de Ascenso. En los últimos 900 años la coronación se ha llevado a cabo en la abadía de Westminster. El hijo de Isabel II será el monarca número 40.

El ataúd de la reina Isabel II será llevado a la catedral escocesa de St Giles, en Edimburgo, en tres días y allí yacerá durante 24 horas, en las que los ciudadanos podrán acudir a presentar sus respetos.

EL CUERPO DE LA REINA SERÁ VELADO 24 HORAS

El cuerpo sin vida de la soberana, que falleció este jueves a los 96 años en el castillo de Balmoral (Escocia), será primero trasladado a la residencia de Holyrood, sede del Parlamento escocés, y de allí será llevada previsiblemente el domingo a la catedral, situada en la Royal Mile de Edimburgo, a medio camino entre ambos edificios.

Tras anunciarse la noticia, el reverendo Calum MacLeod, ministro de ese templo, recordó que la reina era una “servidora fuerte y fiel”.

“Con toda la nación, en la Catedral de St Giles lloramos la muerte de su majestad la Reina, servidora fuerte y fiel para el Reino Unido y la Commonwealth durante muchos años”, indicó el religioso en la página web del templo.

La catedral oficiará un servicio por la soberana y se espera que sus hijos acudan en los próximos días a velar el cuerpo de su madre, en la conocida como la Vigilia de los príncipes.

OPERACIÓN UNICORNIO

No es ningún secreto que el plan del Reino Unido para la eventual muerte de la reina Isabel II recibió el nombre en clave de Puente de Londres.

Pero había disposiciones especiales si la monarca moría cuando estaba en Escocia, llamada Operación Unicornio.

El unicornio es el animal nacional de Escocia y forma parte del escudo de armas real, junto con el león de Inglaterra.

Los aspectos de la Operación Puente de Londres ya estaban activados, como los presentadores de la BBC vestidos de negro y los canales cambiando a noticias continuas.

El periódico Herald informó que el término Operación Unicornio se utilizó por primera vez en los periódicos en línea del parlamento de Edimburgo en 2017, previendo que llegaría un gran número de personas a Escocia si era allí donde moría el monarca.

“Se entiende que si la Reina muere en Escocia… el Parlamento, el vecino Palacio de Holyroodhouse y la Catedral de St Giles serán los principales puntos focales”, escribió el periódico el miércoles.

El palacio es la residencia oficial del monarca en Edimburgo y la catedral es una de las iglesias medievales más importantes de la capital escocesa.

Los asuntos parlamentarios se suspenderán de inmediato y los políticos prepararán una moción de condolencia y se prepararán para un funeral de estado.

Los miembros del público firmarán un libro de condolencias en el parlamento en Holyrood.

Una fuente en el parlamento le dijo a The Herald que la muerte de la reina en Escocia podría provocar que cientos de miles de personas lleguen allí.

“Si la Reina fallece en Escocia, su cuerpo descansará en Holyroodhouse, luego de lo cual su ataúd será llevado a la catedral en la Royal Mile (en Edimburgo)”, escribió el periódico.

Luego, su cuerpo se colocará en el Royal Train en la estación Waverley en Edimburgo para un viaje por la línea principal de la costa este a Londres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí