El caso de Oreanna Antoinette Myers, una mujer con padecimiento de depresión que asesinó a sus tres hijos y dos hijastros, conmociona a Estados Unidos.

El hecho del crimen, que ocurrió el 8 de diciembre de 2020 en West Virginia, por sí mismo es suficiente, pero ella dejó cuatro notas escritas a mano que envolvió y dejó cuidadosamente, de manera que no fueran quemadas por el fuego que prendió tras el múltiple homicidio.

Dos de los cinco niños asesinados
Dos de los pequeños asesinados.

Las cuatro notas, entre éstas una dirigida a su marido, fueron escritas a mano. El múltiple asesinato ocurrió en West Virginia, Estados Unidos. Los detalles sobre el crimen fueron revelados por la policía el pasado 8 de diciembre.

Las cartas, cada una con un título diferente, las guardó la madre de 25 años en unas bolsas con cierre hermético. Tres de estas fueron encontradas pegadas con cinta al vidrio del asiento de pasajero del auto de Brian Bumgarner, esposo de Myers.

Los mensajes de texto

Mensajes de texto entre Myers y su esposo mostraron que la ausencia de él durante la semana fue «una tremenda fuente de discusión» entre ellos.

«No tendrás nada a lo que regresar más que un cadáver. A nadie le importa por qué debería hacerlo yo?», dijo Myers en un mensaje de texto a su esposo.

«El dinero vendrá y se irá, una vez que me vaya, no habrá quien me reemplace. Ruego y lloro por ayuda pero nunca la consigo. Es mi salud mental la que necesita ser atendida, ayudarme, ya no me importa «.

Lamentó no ser «lo suficientemente fuerte»

Myers le envió un mensaje de texto al padre de los niños horas antes de los asesinatos diciéndole que había dejado algo en su vehículo y que lamentaba no ser «lo suficientemente fuerte».

Enseguida, las cartas escritas por Oreanna Antoinette Myers.

Los hijos de la pareja
Los hijos de la pareja.

NOTA 1: A quien la encuentre primero

Usted necesita llamar a Brian Bumgarner. Él es padre e hijo. Usted necesita llamar a Raven, ella es la madre de Shaun y Riley.

Si alguien por favor llama a mi madre, díganle que lo siento, esto fue solo culpa mía y de nadie más.

Mis demonios ganaron sobre mí y no hay vuelta atrás. Lo siento tanto que no fui lo suficientemente fuerte. Gracias. XOXO. OAM

NOTA 2: Mi confesión

Le he disparado a los niños en la cabeza. Le prendí fuego a la casa. Me he disparado en la cabeza. Lo siento.

La salud mental es algo serio. Espero que algún día alguien ayude a otras como yo.

La salud mental es algo con lo que no se puede bromear ni tomar a la ligera. Cuando alguien suplique y pida ayuda a gritos, por favor ayuden a esa persona.

Usted puede salvar una o más vidas. Gracias. OAM.

NOTA 3: Testamento

Esta nota no fue divulgada por las autoridades durante una conferencia de prensa, ya que la consideraron muy “personal”, según reveló el diario The Sun.

Sin embargo, la policía dijo que en el papel hay huellas con sangre de la mujer justo al lado de sus iniciales “OAM”.

Carta al esposo

También con el rastro sangriento de sus huellas dactilares en el papel, sobre el piso del vehículo de su marido la mujer dejó la cuarta carta.

XOXO. Lo siento mucho, Brian. No fui lo suficientemente fuerte ni para ti ni para esta familia.

Lo siento por este crimen malvado. No fui lo suficientemente fuerte para pelear contra estos demonios.

Chasquido. Crujido. Explosión. Tan deprimida. El corazón entumecido. Mi alma completamente hecha pedazos.

Siento que te he fallado. Siento que le fallé a nuestros hermosos niños. Siento que no fui lo suficientemente fuerte. OAM.

Bumgarner junto a uno de sus hijos
El esposo Brian Bumgarner junto con uno de sus hijos.

La investigación

Haiken Jirachi Myers, de un año, Arikyle Nova Myers, de tres años, Kian Myers, de cuatro, Riley James Bumgarner, de seis, y Shaun Dawson Bumgarner, de siete años, fueron encontrados muertos dentro de la casa. Mientras que el cuerpo de la mujer fue hallado fuera.

Por su parte, Bumgarner no se encontraba en ese momento en casa, porque estaba de viaje. La policía mostró un video en el que se ve a dos de los niños bajando de un autobús escolar el día del asesinato.

“Obviamente no podemos determinar por qué Oreanna Myers decidió acabar con su vida y la de sus hijos. Sin embargo, a través de todas las pruebas obtenidas durante la investigación y toda la información recogida, podemos concluir que los hechos ocurrieron el pasado 8 de diciembre de 2020 en la calle 611 Flynns Creek”, dijo la policía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí