InicioAl díaMuere Benedicto XVI, el Papa que renunció

Muere Benedicto XVI, el Papa que renunció

El papa emérito Benedicto XVI falleció este sábado a los 95 años de edad, anunció el Vaticano.

«Con pesar doy a conocer que el papa emérito Benedicto XVI ha fallecido hoy a las 9:34 horas, en el monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano», informó en un comunicado el director del servicio de prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

Publicidad

Las campanas de la basílica de San Pedro repicaron y personas se acercaron al lugar para recordar a Joseph Ratzinger, un teólogo alemán ultraconservador, que escogió el nombre de Benedicto XVI tras ser elegido al frente de la Iglesia Católica en 2005, pero en 2013 sorprendió al mundo al renunciar a dirigir a una Iglesia sacudida por intrigas y escándalos.

El funeral de Benedicto XVI será el próximo jueves 5 de enero a las 9:30 horas en la Plaza de San Pedro y la misa estará presidida por el papa Francisco, anunció el Vaticano. Es la primera vez en la historia moderna de la Iglesia que fallece un papa que renunció, por lo que las ceremonias que tendrán lugar estos días marcarán un precedente histórico.

Además, «siguiendo el deseo del papa emérito, el funeral se celebrará de forma sencilla», indicó el vocero de la Santa Sede.

El cuerpo del pontífice emérito será expuesto a partir del lunes en la basílica de San Pedro, para que acudan los creyentes.

Antes de su inhumación será colocado en un ataúd recubierto por otros dos: el exterior, de madera de olmo; el del medio, de plomo; y el interior, de madera de ciprés.

Se informó que el papa emérito recibió el pasado miércoles la extrema unción de enfermos después de participar en la misa de la tarde en el monasterio Mater Ecclesiae, donde vivía retirado del mundo.

En tanto, el Vaticano señaló que el papa Francisco continuará este sábado con su agenda y sin cambios tras el fallecimiento de Benedicto XVI. Francisco rezará a las 17:00 horas el “Te Deum” en acción de gracias por el año que termina, tal y como estaba previsto.

Mientras la comunidad internacional lamentó el deceso del papa emérito.

La muerte de Ratzinger pone fin a la insólita convivencia de dos papas, ambos con sotana blanca, entre el brillante teólogo ultraconservador y poco popular y el argentino Jorge Bergoglio, un jesuita dedicado a los pobres y los migrantes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

TEMAS MUY INTERESANTES