ONG lanzan grito de auxilio a ONU por violencia, Gobierno pide no magnificar la situación

Hay que llamar las cosas por su nombre, dijo el activistas Bryan Lebaron, tras calificar los hechos del fin de semana como actos de terrorismo, aunque el titular de Segob lo rechace

Diversos activistas y organizaciones civiles pidieron su apoyo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que se reconozca la situación de conflicto interno violento en México y se tomen medidas inmediatas.

En el acto, que tuvo lugar frente al Museo de Memoria y Tolerancia, ubicado en el centro de la capital, se reunieron activistas como Kenya Cuevas, fundadora de la Casa de las Muñecas Tiresias; Cecilia Patricia Flores, de Madres Buscadoras de Sonora; Renata Villarreal de Marea Verde, y Bryan LeBaron, familiar de los mormones masacrados en noviembre de 2019 en el noroeste mexicano.

«Si no llamamos las cosas por su nombre, si no tenemos el diagnóstico correcto, nunca va a ser un éxito la estrategia», dijo el activista LeBaron durante la conferencia, en la que reclamaron que las acciones son urgentes ante el aumento de la violencia en los últimos años, pero especialmente en las últimas semanas, en actos que calificaron como de terrorismo.

«Los grupos armados ilícitamente que se oponen y confrontan con el Estado mexicano se han diversificado, han ido incrementando con el tiempo su poder armamentista, económico y social, y se han apoderado de gran parte del territorio que comprende la nación, pues según lo reportado en el estudio realizado por Congressional Research Service entre 30 % y 35 % es un ‘espacio no gobernado’, es decir, ausencia del estado de derecho mexicano», expresaron los activistas en la carta enviada a la ONU.

Asimismo, solicitaron que se declare formalmente que el Estado mexicano atraviesa por un conflicto armado interno, «con la finalidad de que se materialicen los fines de la ONU, que acompañe, promueva, vigile y coopere para que los grupos armados ilícitos sean juzgados (…) para alcanzar la estabilidad interna y evitar mayores pérdidas humanas».

Autoridades mexicanas reportaron este lunes la detención de 3,630 personas en un fin de semana marcado por actos públicos violentos del crimen organizado en diversas entidades del país, aunque negaron que exista terrorismo.

Por su parte, Adán Augusto López, secretario de Gobernación (Interior), cuestionado directamente en la habitual conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre si los hechos violentos de los últimos días eran un acto de terrorismo, fue enfático al reiterar que solo fueron actos “propagandísticos” de los grupos delincuenciales.

“No son atentados terroristas, no hay que magnificar los hechos, no debe de verse más allá de la propaganda”, enfatizó.

Asimismo, aseveró que la estrategia de seguridad en México “está dando resultados” y apuntó que el próximo 20 de agosto se presentarán los datos que demuestran cómo la incidencia delictiva “está a la baja”.

Mientras que López Obrador dijo que la oposición está «exagerando» con respecto a los hechos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí