Optó gobierno por mitigar efectos de pandemia, no por contenerla: Malaquías López

La tercera ola que se vive ahora es producto de privilegiar actividades para la recuperación económica, con una actividad social muy intensa sin protección, dice el epidemiólogo

Para el doctor Malaquías López Cervantes, el avance galopante del covid-19 en México actualmente, ahora entre los jóvenes, tiene su origen en marzo de 2020, cuando el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se decidió por mitigar los efectos de la pandemia y no por contenerla.

En entrevista para Fórmula Detrás de la Noticia con Ricardo Rocha, el epidemiólogo de la UNAM dijo que la mitigación trata de arreglar lo más grave en lo posible, mientras deja que el contagio corra.

“Entonces lo que pasó pues fue que después del final del año, vino una especie de agotamiento de contagios entre la gente de la generación de 50 años y más o de 60 años y más, y por eso tuvimos un descenso, pero luego vinieron decisiones -a mi juicio equivocadas- que privilegiaron ampliamente la recuperación económica, y propiciaron una interacción social muy intensa sin ninguna protección.

“No hubo nunca de parte de las autoridades de ningún nivel, ni federales, ni estatales, ni locales esfuerzos reales por tratar de evitar que se dieran contactos innecesarios, y a qué me refiero con innecesarios, pues por ejemplo las fiestas de graduación, los eventos multitudinarios, incluyendo la asistencia a los estadios de fútbol, en la reactivación económica no protegida, ir al trabajo, esta locura de tratar de recuperar las escuelas, cuando en realidad había muy poco tiempo ya del calendario escolar”, explica.

Recuerda que él era parte del grupo que no confiaba en el uso de cubrebocas para evitar el contagio, debido al tamaño de la partícula y de los poros, pero el tiempo le enseñó rápidamente que sí había una baja en los contagios debido a la protección.

“Y que bueno, pues se podían combinar los cubrebocas con las caretas de plástico que también de detienen el flujo de los aerosoles, creo yo que el pecado pues realmente consiste en no tener ni la disposición ni la capacidad de aprender”, dice.

Agrega que fue por marzo cuando se publicó un primer trabajo en Inglaterra que con base en la experiencia de china traba que efectivamente la protección individual podía ayudar mucho pero también los cierres los cierres de la actividad social y aquí en méxico se dijo bueno pues sí vamos a cerrar pero el que pueda el que no pueda pues que no cierre y entonces mantuvimos una alta cantidad de personas que anduvieron siempre en la calle creando y reproduciendo estos contagios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí