Razones por las que el agua termal ayuda a tu rostro

El secreto para una piel perfecta y que tu rostro terminara agradecido

Las aguas termales podrían ser beneficiosas para tu cutis, ¡y tienen muchos usos prácticos! Descubre por qué deberías sumarlas al cuidado cotidiano de tu piel, y aprende cómo aprovecharlas. 

TAMBIÉN PUEDES LEER: 15 mitos sobre la alimentación saludable

Beneficios de incorporarla en tu rutina

El agua termal hidrata, suaviza y refresca la piel y ¿Qué crees? ¡hasta ayuda a fijar el maquillaje! Por eso, los dermatólogos te sugieresn que puede ser un agregado genial a cualquier rutina de belleza. 

¿Quiénes deberían usarla?

Como contiene antioxidantes y tiene propiedades antiinflamatorias, es ideal para quienes tienen piel sensible, eczema y psoriasis, detalló la experta. Pero, sin importar el tipo de tez que tengas, sería beneficioso que la usaras, y sacaras provecho de sus ventajas.

Pero, ¡ten cuidado!

A pesar de que suele ser maravillosa para la piel sensible, hay que tener en cuenta que la tez de cada persona es diferente, con lo cual, ocasionalmente, el agua termal podría causar enrojecimientos o mayor sensibilidad. 

El agua termal

Es un líquido cargado de minerales que es extraído del subsuelo, el cual cuenta con una gran cantidad de activos que benefician tu piel como el manganeso, el zinc, el selenio, el cobre, el hierro y el calcio. Estos elementos enfrascados son un coctel para tu rutina de belleza, es que así manos a la obra.

Rocía tu rostro con ella por la mañana para humectarlo y para preparar tu piel antes de comenzar a aplicarte el maquillaje.

1. Es un poderoso cicatrizante

Este elixir lleno de minerales acelera el tiempo de curación de heridas como raspaduras y rozaduras, con tan solo rociarlo directamente en el área o aplicando un paño humedecido con su líquido. ¿La razón? El selenio y el zinc presentes, ¡estimulan la síntesis de colágeno!

2. Alivia la irritación

Las propiedades calmantes y antisépticas del agua termal aminoran las molestias del picor de insectos, de las alergias, de las quemaduras y de la hinchazón consecuente. Esto se debe al cobre y al calcio contenido en su fórmula, puesto que inhiben la liberación de las células que promueven la irritación e inflamación.

3. Hidrata al instante

Ya sea que quieras refrescar tu maquillaje a la mitad del día o que el aire acondicionado y el sol resequen tu cutis, ¡el agua termal será la solución para devolver tu rostro a la vida! ¿Por qué? Su grado de mineralización forma una especie de filtro impermeable, encargado de mejorar la retención de humedad en la cara. Lo mejor, es que puedes rociarla a lo largo de las horas y cuantas veces sea necesario.

4. Relaja la piel

Luego de algún procedimiento estético como exfoliación, peeling, depilación o afeitado, es normal que la tez se inflame y quede hinchada por un par de horas. Para evitarlo, la aplicación de agua termal será tu mejor aliada, pues mitiga la sensación de picor, activa la regeneración y nivela el pH.

5. ¡Bomba anti-aging!

Las maravillas antioxidantes del agua termal defienden las membranas de las células de los rayos UV, de la contaminación, del estrés y de los cambios fuertes de temperatura, ¿ya lo sabías? Así pues, el conjunto de sus cualidades promueve una dermis suave, elástica y de tono uniforme por más tiempo.

6. Cóctel after-gym

¿Te ha pasado que, después de ir al gimnasio o de hacer ejercicio en casa, sientes la piel congestionada y roja de todo el esfuerzo realizado? ¡No te preocupes! Es completamente normal y el agua termal te ayudará a reponer los minerales perdidos por la sudoración al igual que a descongestionar, debido a que es una fuente de hierro para incrementar la oxigenación celular.

7. Facilita el desmaquillado

Una vaporización de agua termal es suficiente para remover el maquillaje de la jornada con mayor facilidad, pero, el verdadero misterio por el cual las celebridades la usan en las noches, es que su mix de minerales impulsan la recuperación de la cara, fortalecen la función barrera y fomentan la renovación de los tejidos. Si, ¡este es uno de sus secretos mejor guardados para amanecer con un cutis descansado, luminoso y firme!

  • Úsala apenas salgas de la ducha y antes de aplicarte tu loción, para lograr una piel súper suave, propuso Santa María.
  • Aprovéchala para refrescar tu piel irritada después de un día caluroso.
  • Rocíala después de exfoliarte, para calmar tu piel.
  • Considera usarla después de hacerte ‘peelings’ químicos u otros tratamientos dermatológicos, aconsejó la especialista. Eso sí: consulta antes a un profesional.

Así que ya lo sabes: la próxima vez que quieras darle un mimo a tu piel, podrías recurrir al agua termal. ¡Te lo agradecerá!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí