Richard Branson abre la carrera por el turismo espacial

El multimillonario fundador de la marca Virgin pudo cumplir su sueño de estar en el espacio por unos cuantos minutos

47

El pasado 11 de julio posiblemente se marcó un hecho histórico con la salida de Richard Branson a la atmósfera del planeta tierra, lo que podría ser el primer paso oficial hacia el turismo espacial.

Abordo el VSS Unity, un avión espacial, que el multimillonario fundador de la marca Virgin pudo cumplir su sueño de estar en el espacio por unos cuantos minutos. Esta hazaña es bastante impresionante de por sí, pero ¿qué podrá significar para el avance humano de aquí en adelante?

El inicio del turismo espacial

Esta idea de hacer viajes turísticos al espacio no es algo nuevo, la ciencia ficción de mediados del siglo pasado ya soñaba con tener vacaciones en marte, pero lo más interesante es que podríamos estar más cerca que nunca de cumplir esa meta.

La acrobacia del creador de Virgin Galactic el domingo en realidad se trató de una prueba de vuelo. Teniendo a Branson como el primer piloto en condición de pasajero, su misión consistía en “evaluar la experiencia privada de un astronauta” para así establecer los posibles estándares para los próximos vuelos comerciales.

Tras el regreso de la tripulación de Branson, se espera realizar otros dos vuelos de prueba antes de lanzar oficialmente el programa turístico que se tiene planeado iniciar a partir del año 2022.

Vuelos cortos y “microgravedad”

A diferencia de lo que se había mostrado en anteriores pruebas de vuelos comerciales, la nave VSS Unity es un avión espacial con despegue horizontal. Esto significa que es más cercano al movimiento de un aeroplano tradicional que al de naves como el apolo 11.

Como se pudo ver en la transmisión, el uso de cohetes propulsó la astronave a una altitud de 90 kilómetros, oficialmente saliendo de la atmósfera por un momento y flotando bajo la llamada “microgravedad”.

No se trató de un viaje interespacial, esta podría ser la modalidad más cercana a la que podremos acceder dentro de unos años. Viajes cortos saliendo lo suficiente de la atmósfera para poder ver el planeta Tierra con el fondo oscuro del que los astronautas han hablado ya por décadas.

Se unirán más competidores

Branson y Virgin Galactic no han sido los únicos interesados en abrir las puertas para los viajes espaciales comerciales. Tanto Jeff Bezos, fundador de Amazon, como Elon Musk, creador de Tesla, han trabajado con el mismo objetivo a partir de sus propias compañías especializadas, Blue Origin y SpaceX respectivamente.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Jeff Bezos ya no es CEO de Amazon: ¿Qué hará ahora?

El siguiente en realizar su propio viaje será Bezos el próximo 20 de julio en la nave New Shepard con el objetivo de llegar a los 100 kilómetros de altitud.

Blue Origin no considera "espacial" el vuelo de Virgin Galactic

Musk, ha revelado que su último avance se trata de una plataforma automatizada de aterrizaje que ayudará con la recuperación de los cohetes usados en los lanzamientos de Falcon, la nave emblema de SpaceX.

Elon Musk: la década de SpaceX - Olhar Digital

Aún faltan unos años para que se normalicen este tipo de viajes, pero poco a poco estamos cada vez más cerca de pensar en las afueras del planeta como un destino turístico tan normal como Aruba o las Bahamas.