Sin fundamento, declaración de construcción del Tren Maya como de seguridad nacional

El abogado Francisco Burgoa dijo que la obra no cae en ninguno de los supuestos que establece la Ley de Seguridad Nacional, y que el desacato a amparos implica la comisión de un delito

La declaración de la construcción del Tren Maya como un asunto de seguridad nacional no tiene fundamento alguno, y el desacato de órdenes judiciales si implican la comisión de un delito, aseguró el abogado constitucionalista Francisco Burgoa.

En entrevista para Fórmula Detrás de la Noticia con Ricardo Rocha, el especialista consideró que las consideraciones del presidente para declararla como tal, no caen en ninguno de los supuestos de la Ley Nacional de Seguridad Nacional.

“De ninguna manera, en nuestro orden jurídico tenemos una ley de seguridad nacional indica claramente que debe de entenderse por seguridad nacional, y hace referencia a las acciones que se destinen de manera inmediata y directa a mantener la integridad estabilidad y permanencia del Estado mexicano, después tiene seis supuestos que tienen que ver con cuestiones de preservación de la soberanía, independencia nacional, defensa del territorio, amenazas y riesgos para el mantenimiento del orden constitucional, fortalecimiento de las instituciones democráticas, entre otras.

“Pero de ninguna manera se puede considerar un tema turístico, y que además de momento afecta también derechos humanos derechos, al medio ambiente, como es la construcción del Tren Maya, solamente porque el presidente de la República insiste en que se continúe con la construcción y puedan cumplir con sus promesas que ha hecho a lo largo de estos años”, consideró Burgoa.

Y recordó que aquella ocasión en el que el presidente dijo: “no me vengan con ese cuento de que la ley es la ley”, y algo en lo que ahora aparentemente insiste, pues parece la verdad un capricho la continuación de la construcción del Tren Maya, a pesar de que hay de distintas suspensiones dentro de amparos para que se mantengan las cosas en que se encuentran.

“Resulta que el consejo de seguridad nacional emite una declaratoria para que en congruencia desde el punto de vista del presidente, en congruencia con este acuerdo del 22 de noviembre del año pasado de distintas obras de infraestructura, proyectos, entre otros temas turísticos, simplemente puedan continuar con su construcción, y esto por la verdad es que es tratar de estar nuevamente violentando el marco jurídico mexicano”, dijo.

Consideró que desde el punto de vista del presidente, pues para él son válidos sus argumentos,  pero desde el punto de vista jurídico no lo son, y mucho menos distintos juicios de amparos presentados por organizaciones pro derechos ambientales o ambientalistas distintas personas físicas o morales, con el propósito de que el gobierno federal existan proyectos de impacto ambiental, de que el gobierno federal pueda ofrecer que realmente ha cumplido con todas las normas y todos los permisos para la construcción de este Tren Maya.

“Lo que está ocurriendo aquí es que hay una evidente probable comisión de un delito, al no obedecer mandamientos de autoridad judicial de jueces de distrito, entonces aquí por ejemplo la gran pregunta es que va a ser si el Poder Judicial de la Federación, la Suprema Corte va a pronunciar, y sobre todo los jueces de distrito que han concedido estas suspensiones le van a dar parte al Ministerio Público de forma inmediata”, afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí