“El covid-19 fue una invención de las élites criminales a nivel mundial”, de acuerdo con un tribunal peruano en base a pruebas de teorías conspirativas.

Según los magistrados de esta corte, el grupo élite esta conformado por multimillonarios como George Soros, la familia Rockefeller y el empresario Bill Gates.

La Sala Penal de Apelaciones de Chincha y Pisco aseguró que la pandemia tuvo un carácter “imprevisible” salvo para sus creadores que:

Advertisement

“Lo manejaron y siguen direccionando con un secretismo a ultranza dentro de sus entornos y corporaciones mundiales”

El tribunal colegiado de la Corte Superior de Justicia de Ica, que conforman los jueces Tito Gallegos, Luis Leguía y Tony Changaray, trató de excusarse por la demora en atender el recurso de un imputado que pedía que se le anulara su prisión preventiva (provisional), pero cuya solicitud no se había resuelto por la pandemia.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE Júpiter, Saturno, Mercurio y la Luna se alinean: ¿cómo verlos?

Una teoría conspirativa

Al asegurar que el coronavirus fue creado por las élites criminales, la Sala Superior Penal de Apelaciones de Chincha y Pisco se hizo eco de una de las tantas teorías conspirativas que brotaron el año pasado a raíz de la pandemia.

El documento cita al inversor financiero George Soros, al cofundador de Microsoft Bill Gates y a la multimillonaria familia Rockefeller, a quienes acusa de “manejar” y “seguir direccionando” el virus en el “nuevo orden mundial”.

Con la aparición del covid-19 se disparó la cantidad de desinformación y, pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó ya en mayo que el virus tenía un origen animal y refutó su creación en un laboratorio, siguieron circulando supuestos orígenes alternativos.

Investigación

Después de trascender a la opinión pública el contenido del auto del tribunal, la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma) de Ica, situada unos 400 kilómetros al sur de Lima, abrió una investigación preliminar a los magistrados que suscribieron esa resolución.

El objetivo de la investigación es recabar los elementos que ayuden a determinar la existencia de presuntas irregularidades cometidas por los jueces.