lunes, diciembre 5, 2022
InicioAparadorUna cueva con cascada bajo un templo, hallazgos en Yucatán

Una cueva con cascada bajo un templo, hallazgos en Yucatán

El túnel se construyó probablemente en el siglo XVII o XVIII. En su interior se encontraron restos de cerámica de tiempos prehispánicos

Como parte de una exploración realizada en el templo de San Mateo, ubicado en Santa Elena, Yucatán, fueron halladas una caverna y una cascada en la parte inferior del recinto. Los trabajos concluyeron en noviembre de 2020 y hasta hace apenas unos días se dieron a conocer los resultados.

Todo comenzó cuando las autoridades de la localidad convocaron a especialistas para efectuar una análisis en una cavidad subterránea naciente en la plaza pública del municipio. El objetivo era llevar a cabo un mapeo topográfico del sitio para conocer sus características y evitar que las personas sufrieran accidentes al ingresar.  

La cueva que condujo a una cascada

Publicidad

Lo que atrajo durante la expedición fue el origen del flujo constante de agua en el recorrido, que terminó por convertirse en cascada al final de la cueva. Los expertos analizaron el hecho debido a que la velocidad del flujo no es común en Yucatán, por su relieve no tan pronunciado y por la falta de lluvia en la zona.

De modo que al realizar la exploración con técnicas verticales, encontraron un túnel que va hacia una cascada subterránea, que pudo haberse construido en el siglo XVII o XVIII; es decir, durante la Colonia; además, hallaron restos de cerámica de tiempos prehispánicos.

El templo de San Mateo

La iglesia pertenece a la orden de San Francisco y al parecer data de 1779. En agosto de 1980 fue sometida a varias remodelaciones,  momento en que fueron encontrados en la parte inferior del piso, 12 ataúdes con cuerpos de niños en parcial estado de momificación, de los cuales, cinco volvieron a sepultarse, tres se trasladaron a Mérida para su análisis forense y los otros cuatro se entregaron a personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para su análisis y conservación. Tiempo después fueron devueltos y se exhiben en un museo contiguo.

También puedes leer: Polémica en Brasil tras gigantesca escultura de una vulva femenina

Las momias, que han hecho famoso al templo, corresponden a pequeñas con edades entre los tres y seis años de edad, ataviadas con vestidos de algodón blanco con flores rosadas, amarillas y azules; calcetines, gorros y chales. Una de ellas porta un abanico de papel de colores y las cuatro tienen los brazos cruzados sobre sus cuerpos.

Darán promoción a las momias de Santa Elena - El Diario de Yucatán
Imagen: El Diario de Yucatàn

Aunque sus órganos internos han sido devastados por el tiempo, aún conservan cabello, uñas, pestañas, dientes y piel. Se cree que el efecto bacteriano de la madera de los ataúdes, el clima, la cal del piso donde se sepultaron y las ranuras de los féretros que permitieron el paso del aire durante la descomposición, hayan permitido su estado de momificación.

De acuerdo con los estudios, es posible que pertenezcan a familias adineradas o que sean hijas de un grupo de alemanes que llegaron a Yucatán en el siglo XIX.

Santa Elena – Yucapedia
Imagen: Yucapedia

ARTÍCULOS RELACIONADOS

TEMAS MUY INTERESANTES